Gobernación se ampara en Ley de Electricidad y Lea Plaza anuncia acciones contra el Gobernador

“Aquí tiene que haber responsables y aquí ese contrato tiene una firma, la firma es del Gobernador adrián Oliva y él tendrá que explicar al pueblo de Tarija porque ha suscrito un contrato tan nefasto para el interés departamental”

El día de ayer, el asambleísta por Unidad Departamental Autonomista (UD-A), Mauricio Lea Plaza, cuestionó duramente el contrato firmado entre la Gobernación de Tarija y la empresa Ende Huaracachi, el que, según dijo, es completamente desventajoso para el departamento.

“El contrato establece: primero, un régimen de participación en los ingresos de un 92% a favor Huaracachi y un 8% a favor del Gobierno departamental. Segundo, un plazo de 30 años a partir del 31 de agosto de 2015. Tercero, el operador se obliga a conservar y mantener todas las instalaciones en condiciones adecuada sin comprometer nuevas inversiones”, explicó.

Lea Plaza dijo que en ese marco citarán en las próximas horas al secretario de Energía e Hidrocarburos, al secretario de Justicia y al secretario de Finanzas de la gobernación para que expliquen por qué se ha suscrito un “contrato tan leonino para los intereses de Tarija”.

“Aquí tiene que haber responsables y aquí ese contrato tiene una firma, la firma es del Gobernador adrián Oliva y él tendrá que explicar al pueblo de Tarija porque ha suscrito un contrato tan nefasto para el interés departamental”, sentenció.

Gobernación se ampara en Ley de Electricidad

Al respecto, las autoridades de la Gobernación de Tarija, aclararon que la suscripción de un contrato de operaciones y mantenimiento con ENDE Huaracachi, para que pueda operar la generación eléctrica del proyecto de la Hidroeléctrica San Jacinto, se enmarcó en la Ley de Electricidad, que establece en las empresas una prohibición de modo que solo pueden dedicarse a una actividad: la generación, distribución o transmisión de electricidad, así lo informó el secretario de Hidrocarburos de la Gobernación, Freddy Castrillo, en conferencia de prensa.

Castrillo recordó que una vez que el Departamento de Tarija formó parte del Sistema del Interconectado Nacional (SIN), Servicios Eléctricos de Tarija (Setar), debería pasar por un proceso de adecuación de su actividad a lo que establece a la Ley de Electricidad, lo cual eso es lo que ocurrió el año 2015 una vez que se consolida la interconexión de la Región con al SIN.

“Ese proceso de adecuación implicaba la obtención de un título habilitante que se enmarque en todo lo que establece la Ley de Electricidad, lo cual en su parte central, el artículo 15 de la Ley de Electricidad, establece una prohibición de que todas las empresas que se dediquen a la generación, distribución, transmisión de electricidad, solo pueden dedicarse a una sola de estas actividades y no así a dos o más”, dijo Castrillo.   

Por tanto, Setar tuvo que realizar un trámite para obtener un título habilitante que le permita ejercer la actividad de la distribución, en ese entendido dentro del caso de San Jacinto que es parte del patrimonio del Gobierno Departamental al igual que Servicios Eléctricos de Tarija, lo cual la misma Ley de Electricidad, establece que ningún sujeto que tenga participación en una empresa dedicada a la generación podrá  ser accionista o titular de otra que se dedique a la distribución o transmisión.

Sin embargo, Lea Plaza aseguró que según la Ley de Electricidad en su artículo 15 inciso d, dice claramente que un distribuidor de energía puede generar hasta un 15% de su demanda y que actualmente San Jacinto le entrega a Setar sólo un 6% de la demanda

“Amparados en la ley se podía haber aplicado ese artículo de esa ley y se podía haber evitado la firma de ese contrato, pero incluso estando obligados a firmar el contrato. Vamos a suponer, cosa que no es así, No se puede firmar un contrato en estas condiciones”, remarcó el legislador.

Detalles del contrato

Finalmente, Lea Plaza concluyó que el contrato fue suscrito bajo pésimas condiciones para el departamento “es un contrato lesivo para los intereses de Tarija, que ha afectado la economía del departamento y del usuario final”.

“No hemos encontrado ningún justificativo técnico, económico, ni legal que obligue a haber firmado un contrato en las condiciones que se ha firmado, hubo una presión importante del gobierno nacional, ha habido una coerción para firmar este contra, pero un funcionario público está en la obligación de defender el patrimonio del estado y aquí ha habido al menos una conducta antieconómico, hay un contrato lesivo a los intereses del estado y un incumplimiento de los deberes básicos de un funcionario público cual es defender el patrimonio departamental”, argumentó.

El gerente de Ende Huaracachi, Carlos Roca, explicó por su parte, que la institución a la que representa tiene un contrato con la Gobernación de Tarija para la operación, mantenimiento y administración, que fue regulado por la Ley de Electricidad, que establece que las Empresas Eléctricas en el Sistema Interconectado Nacional, deberán estar desagregadas en empresas de Generación, Transmisión y Distribución y dedicadas a una sola de estas actividades.

Además, Roca explicó que Ende se hace cargo del consumo de las bombas eléctricas que utilizan los regantes, por tanto queda demostrado que existe una rentabilidad de casi un 16% más, lo cual señaló  que si el Legislador Lea Plaza, cuestionó que dicho contrato firmado entre las instituciones atenta a los intereses de Tarija, debería demostrarlo.

“Tarija tras haber ingresado al Sistema del Interconectado Nacional, antes la planta la administraba Setar en ciertas condiciones (…), Setar no puede hacer una integración vertical de lo que es el concepto de generación, transmisión y distribución; o se quedaba con la distribución o la generación, lo cual decidieron actuar en el ámbito de la distribución”, detalló Roca.

En ese entendido, Roca explicó que ENDE Huaracachi posee licencia llamada por normativa para operar una planta de generación, lo cual con ello no existiría ningún daño ni mucho menos perjuicio, ya que este es parte de un tema que la Ley de Electricidad que en función de su regulación se procedió a tomar esa decisión.

Perjuicios originados por el contrato

El legislador dijo que uno de los efectos fue que el departamento ahora recibe una octava parte de lo que recibía cuando el proyecto múltiple San Jacinto no había pasado a Ende Huaracahi.

“San Jacinto recibía por parte de Setar, por la generación de energía, 4,2 millones de bolivianos al año, con Huaracachi hoy San Jacinto recibe un promedio de 550 mil bolivianos. O sea, dejarán de recibir en todo el periodo del contrato 15,7 millones de dólares”

Un segundo efecto que ha ocasionado el contrato es que los regantes reciben apenas un 4,7% del agua de la presa para que pueda ser usada en riego y Huaracachi recibe el 95.3%

“Los ingresos que genera Huaracachi son menores a los ingresos que generan los regantes por el agua de riego que pagan. Haracachi paga un 19% menos del o que pagan los regantes”

Un tercer elemento, al que se refirió el legislador fue al monto de dinero que paga Huaracachi por la energía y al precio al que la vende a SIN, y lo que finalmente paga Setar por la energía eléctrica

“Lo que Ende Huaracachi en promedio gana 1,1 millones de dólares al año, y si eso lo proyectamos al plazo del contrato estamos hablando que hay 33 millones de dólares como ingreso bruto que tiene Ende Huaracachi por esta operación, por utilizar un patrimonio que es nuestro”

En ese sentido, aseguró que el gran negocio de Ende Huaracahi es comprar energía hidroeléctrica barata a un precio de 5,50 dólares el megawat/hora y vender esa energía al sistema interconectado a ENDE en 65,72 dólares, está ganando 60,22 dólares por megawatt/hora.

“Lo más grave es que el Sistema Interconectado le vende a Setar en 65,72 el megawatt/hora”, expresó.

Sobre este tema, Roca aclaró que la institución a la que representa no vende energía al departamento de  Tarija ni mucho menos determina tarifas, porque se debe considerar que las tarifas se encuentran determinadas en función de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Electricidad (AE), donde cada cuatro años se hacen la revisión de dichas tarifas en función de las inversiones, costos de operación, mantenimiento y administración.

Acciones a seguir

“Eventualmente vamos a tomar las acciones más severas porque y vamos a llegar al fondo de este tema est no se puede quedar así. No se puede estafar así a un pueblo, no se puede actuar así con premeditación y alevosía contra la economía de este departamento. No se le puede cargar a la gente en sus tarifas una energía cara. Yo voy asumir todas las acciones que tenga que asumir”, puntualizó Lea Plaza.

Por su parte, el secretario de Justicia, Yamil García, explicó que la situación Huaracachi se encuentra estrictamente vinculada a normativa emitida por el nivel central, ya que existe una autoridad de control y fiscalización, quien es la instancia que emite cuales son las condiciones para poder operar, generar energía en una determinada planta.

“Evidentemente esto va hacer objeto de análisis por parte de la instancia técnica de la Gobernación  y de darse las condiciones fundamentalmente técnicas pues se va evaluar la continuidad o no de este contrato pero siempre procurando que el suministro de energías se encuentre lo suficientemente garantizado por otras fuentes, y en ese caso pues si se va a proceder a considerar la resolución”, señaló García.

LEY DE ELECTRICIDAD

El gerente de Ende Huaracachi, Carlos Roca, explicó por su parte, que la institución a la que representa tiene un contrato con la Gobernación de Tarija para la operación, mantenimiento y administración, que fue regulado por la Ley de Electricidad, que establece que las Empresas Eléctricas en el Sistema Interconectado Nacional, deberán estar desagregadas en empresas de Generación, Transmisión y Distribución y dedicadas a una sola de estas actividades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!