Detienen a dos sargentos y un teniente por fuga de un asesino

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Tres policías y un médico serían los responsables de la fuga de un asesino y narcotraficante que cumplía una sentencia en la cárcel de el Palmar en la ciudad de Yacuiba, por lo que los funcionarios públicos son procesados por el delito de favorecimiento a la evasión e incumplimiento de deberes y serian dados de baja sin derecho a reincorporación.

Según informó el comandante departamental de la Policía Boliviana, coronel Fredy Gordy, la denuncia es favorecimiento a la evasión e incumplimiento de deberes, debido a que un prisionero de la cárcel de el palmar fugó de la clínica Montserrat ubicada en la calle Abaroa y San Pedro en la ciudad de Yacuiba.

“Este es un caso que está en etapa de investigación, este es un interno que salió del penal el viernes por una atención médica a una clínica privada y entendemos que hubo un descuido de los funcionarios policiales y se dio a la fuga, la detención de este ciudadano era por asesinato y tenía vínculos con el narcotráfico”, dijo.

El comandante departamental de la Policía observo que estos están encargados de la custodia del interno, por ello les iniciaron este proceso, en el cual de inicio un teniente llamo al director de este penal, a quien alertó sobre esta fuga y cuando preguntaron a una enfermera, la misma aseguró que no vio a ningún reo internado en este centro hospitalario.

Según informaron fuentes policiales desde Yacuiba, el interno que se dio a la fuga es Simón Cabrera Gonzales, de 37 años, de nacionalidad argentina, mismo que estaba siendo trasladado desde la cárcel de El Palmar a la clínica Monserrat por un problema de apéndice, este entonces descuido a los uniformados y escapó sin dejar rastro alguno.

El prófugo tiene familia en Pocitos, en Argentina, y se presume que hubiera cruzado la quebrada internacional con destino al vecino país. La clínica donde se produjo el hecho se halla a menos de un kilómetro de distancia del punto fronterizo.

Sanciones

ARTICULO 154°.- (INCUMPLIMIENTO DE DEBERES). La servidora o el servidor público que ilegalmente omitiere, rehusare hacer o retardare un acto propio de sus funciones, será sancionado con privación de libertad de uno a cuatro años. La pena será agravada en un tercio, cuando el delito ocasione daño económico al Estado.

ARTICULO 181°.- (FAVORECIMIENTO DE LA EVASION).

El que a sabiendas favoreciere, directa o indirectamente, la evasión de un detenido o condenado, incurrirá en prestación de trabajo de uno a seis meses.

Si el autor fuere un funcionario público, la pena será aumentada en un tercio. Será disminuida en la misma proporción, si el autor fuere ascendiente, descendiente, cónyuge o hermano del evadido.

Deja un comentario