Turquía cree que el periodista desaparecido hace cinco días fue asesinado en el consulado de Arabia Saudí

Estambul/Agencias

El paradero de Jamal Khashoggi, periodista saudí crítico con el príncipe heredero Mohamed Bin Salmán, sigue siendo un misterio desde que accedió al consulado de su país en Estambul el pasado martes. Pero el caso sobre su desaparición ha tomado un giro macabro en las últimas horas: Turquía cree que fue asesinado de forma premeditada en la misma legación diplomática, probablemente por un equipo de ejecutores enviado por Arabia Saudí, y su cuerpo hecho desaparecer. Desde Riad, en cambio, se tachan estas acusaciones de “infundadas”.

En público, las autoridades turcas aún muestran cautela en sus declaraciones. “Mantengo la esperanza. Si Dios quiere, no nos enfrentaremos a lo que no deseamos”, dijo el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y aseguró que sigue el caso de cerca: “Cualquiera que sea el resultado de la investigación la haremos pública”.

Sin embargo, en privado, los dirigentes turcos no tienen dudas a la hora de señalar al culpable. “Hasta dónde yo sé [el cuerpo de Khashoggi] no ha sido encontrado”, explicó a este periódico una fuente del Gobierno turco que sí confirmó que la hipótesis sobre la que trabajan la policía turca es que el periodista saudí “fue asesinado dentro del consulado”. Los agentes turcos ahora investigan todo posible rastro de ADN del periodista en los alrededores del edificio, dijo a EL PAÍS una fuente de seguridad. “Creemos que el asesinato fue premeditado y que el cuerpo fue trasladado fuera del consulado”, afirmó una fuente policial a la agencia Reuters.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;