Arce pide cero tolerancia a la corrupción en encuentro de Transparencia

ABI

El Ministro de Justicia, Héctor Arce, clausuró el viernes el encuentro Plurinacional de Unidades de Transparencia en el hotel Los Parrales de la ciudad d Tarija, en un acto en el que pidió a los presentes tolerancia cero a la corrupción.

    “Quiero en este acto de cierre saludar y valorar esta iniciativa y esta lógica constante de juntar a más de 300 representantes o jefes de unidades de transparencia de toda la institucionalidad del Estado, esto es construir institucionalidad, esto es desarrollar institucionalidad. El Estado está comprometido con cero tolerancia a la corrupción”, afirmó.

     Arce resaltó que en Bolivia, como nunca antes existe un sector que ha construido profunda institucionalidad y se trata del área de transparencia y lucha contra la corrupción.       “Dónde surge la institucionalidad de lucha contra la corrupción que hoy la vemos tan desarrollada en este encuentro, analizando, diseñando política (…). Surge en el gobierno del presidente Evo Morales en el 2006 cuando creamos el Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional e introducimos el Viceministerio de Transparencia”, agregó.

     En el encuentro que duró dos días se instaló cuatro mesas de trabajo con las temáticas de prevención y transparencia, gestión de denuncias, gestión de riesgos y transición transparente.

    La autoridad gubernamental aseveró que el hito más grande en la lucha contra la corrupción fue la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz (04), norma durísima.

     “Fue un remedio al tamaño de la enfermedad, al tamaño del cáncer que nos dejaron los gobiernos del pasado. Nuestro desafío a futuro, debemos ser un ejemplo de institucionalidad en la lucha contra la corrupción”, enfatizó.

La autoridad manifestó que la única forma de ser ejemplo en la lucha contra la corrupción es siendo implacable en el cumplimiento de las normas y cuidando que la gestión de las autoridades sea buena y transparente en apego estricto a las leyes y procedimientos.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;