Aduana incauta ropa usada de tiendas del centro de la ciudad

Ante la impotencia por el sorpresivo operativo, las dueñas de las tiendas optaron por regalar las prendas de ropa a las personas que pasaban por el lugar.

Ayer en horas de la mañana en un operativo que llamó la atención por el fuerte despliegue policial que se utilizó, la Aduana procedió a incautar ropa usada de al menos 18 tiendas ubicadas en pleno centro de la ciudad de Tarija.

Los efectivos policiales coadyuvaron al fiscal asignado al caso en la inspección y decomiso de ropa en las distintas tiendas a las que inspeccionaron.

El fiscal de materia, Gabriel Alarcón, informó que se intervinieron un total de 18 tiendas, en 5 de las cuales se ejecutaron órdenes de allanamiento.

“Tenían licencia de funcionamiento (emitida) por el Municipio e Impuestos Internos; pero para la venta de ropa nueva. Sin embargo, se ha verificado que se trata de ropa usada”, aseguró.

Ante la impotencia por el sorpresivo operativo, las dueñas de las tiendas optaron por regalar las prendas de ropa a las personas que pasaban por el lugar.

Y consideraron injusto el decomiso de la mercadería, cuestionando que se proceda así con tiendas que emiten factura, a diferencia de las vendedoras de las diferentes ferias que se desarrollan en diferentes barrios de la ciudad donde también se venden prendas usadas.

Asimismo, Alejandra Guzmán, una de las propietarias cuestionó que se proceda así con personas que sólo buscan ganar el sustento diario, ante la falta de empleo que se vive en el departamento, y aseguró que hay quienes se dedican a traer camiones completos con fardos de ropa y no se explica cómo pueden pasar por los controles aduaneros sin ser detenidos. “Lamentablemente nos han obligado a esto, pero lo hacemos con todo cariño porque al final han avasallado con todas nuestras fuentes de trabajo, esta ropa más le va a servir a la gente que a ellos”.

Guzmán admitió que conoce la prohibición de la venta de ropa usada, pero cree que estos operativos deben llevarse a cabo en toda la ciudad y no sólo afectar a un sector que además paga alquileres, genera fuentes de empleo y aporta a Impuestos Internos.

La Policía informó que de manera preliminar se tienen datos de que al menos se han decomisado 150 fardos de ropa que supuestamente ingresó al territorio boliviano de manera irregular.

El personal y propietarios de los negocios fueron trasladados a dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

FRASE

“Tenían licencia de funcionamiento (emitida) por el Municipio e Impuestos Internos; pero para la venta de ropa nueva. Sin embargo, se ha verificado que se trata de ropa usada”

.

Deja un comentario

. . . . . .
;