Evidencian demora en carnetización de personas con discapacidad

REDACCIÓN CENTRAL

La Delegación Defensorial de Tarija convocó a responsables de UMADIS de  ocho Municipios, a la Unidad de Discapacidad dependiente del Servicio Departamental de Salud (Sedes) y a representantes de las Organizaciones de Personas con Discapacidad con el propósito de identificar falencias y mejorar la coordinación en los niveles departamental y municipal para atender oportunamente los procesos de calificación y recalificación, evidenciando que muchas personas con discapacidad son afectadas en el ejercicio de sus derechos, debido a la demora excesiva en el proceso de carnetización.

La Delegada Defensorial en Tarija, Carola Romero se refirió con preocupación a la poca efectividad que se tiene en las instancias correspondientes, puesto que el proceso demoraría incluso más de seis meses desde la recolección de informes médicos hasta concretar el carné como documento único para hacer valer su condición de Discapacidad. Así también, hizo énfasis en que este procedimiento burocrático coarta el acceso oportuno al bono en beneficio de las personas con discapacidad grave y muy grave, motivo por el cual insto a los Municipios concretar sus equipos multidisciplinarios de calificación y al Sedes incorporar al personal suficiente para agilizar las observaciones o correcciones en las valoraciones.

Informó también, que, en visita anterior realizada a la Unidad de Discapacidad dependiente del Sedes, se evidenció la precariedad en el trabajo, toda vez que la única computadora funcionaba de manera regular y el personal técnico no tendría ni siquiera una dotación de papel de escritorio.

Por su parte, los representantes del Gobierno Municipal de Tarija solicitaron la intervención de la Defensoría del Pueblo para desarrollar un proceso de socialización respecto a la normativa específica y a los horarios de atención y tiempos que demanda el cobro del bono, recalcando, que en cumplimiento a lo dispuesto por el Alcalde municipal ya se habría determinado el funcionamiento de un nuevo equipo de valoración.

En tanto el Sedes identificó la falta de profesionales médicos en el Hospital San Juan de Dios para canalizar las solicitudes de informes, citando el ejemplo de la especialista en Neurología quien sería solo una doctora que atiende en el Hospital o la inexistencia de una o un fonoaudiólogo que permita evaluar la sordera, por lo cual, los pacientes deben acudir de forma particular al centro CERFI.

Finalmente, los asistentes solicitaron elevar el presente informe a instancias nacionales para realizar una representación ante la Plataforma Eustaquio Méndez, para que la atención de consultas y dudas de la misma sea más oportuna y personalizada.

Deja un comentario