El resultado de la certificación de reservas deja “más dudas que certidumbres”

Por su parte, el secretario de Energía e Hidrocarburos de la Gobernación de Tarija, Freddy Castrillo, dijo que llama la atención que el resultado hay sido de un incremento en las reservas en relación a la última cuantificación de 2013, considerando luego de esta cuantificación no hubo descubrimientos de campos nuevos.

El miércoles pasado la empresa Sproule International Limited presentó su informe sobre la cuantificación y certificación de las reservas de hidrocarburos de Bolivia al 31 de diciembre de 2017, donde  determinó la existencia de 10,7 TCF (Trillones de pies cúbicos) de reservas de gas PROBADAS, mientras que las PROBABLES suman 1,8 TCF y 2,2 TCF de reservas POSIBLES haciendo una suma total de 14,7 TCF de reservas.

Este resultado presentado el miércoles ha generado muchas dudas respecto a su veracidad, debido a que meses antes se manejaban cifras más bajas considerando el consumo de gas de los últimos años tanto para el mercado interno como para cumplir con los contratos de exportación.

Sin embargo, desde el oficialismo consideran un “show político” las dudas que ha generado este resultado.

En ese sentido, el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Alex Mamani,  ha criticado a la oposición por cuestionar dicho informe.

“La oposición es enemiga de Bolivia ya que pereciera que no quisiera que existan reservas, ya que más bien deberían aplaudir que el Gobierno consiga más reservas de gas para el pueblo bolivianos ya que será beneficioso en las regalías al departamento”, y calificó como un show político el constante cuestionamiento a las acciones que realiza el Gobierno.

Dudas sobre el informe

Por su parte, el secretario de Energía e Hidrocarburos de la Gobernación de Tarija, Freddy Castrillo, dijo que llama la atención que el resultado hay sido de un incremento en las reservas en relación a la última cuantificación de 2013, considerando luego de esta cuantificación no hubo descubrimientos de campos nuevos.

“Tenemos que recordar que en el año 2009 la empresa Ryder Scott certificó 9,94 trillones de pies cúbicos (TCF), mientras que en 2013 se hizo la certificación con la empresa GLJ, que cuantificó en 10,45 TCF las reservas probadas. La certificación del año 2013 comparado con el actual, muestra que hubo una supuesta compensación de las reservas consumidas, que están en el orden de los 0,8 TCFs por año, y un leve incremento. Nos llama la atención que hoy se tengan mayores reservas de gas que en 2013, sin que en estos años se hubiera descubierto algún campo nuevo”, explicó.

En ese sentido, Castrillo considera que es importante que el Ministerio de Hidrocarburos, YPFB y Sproule presenten al país el informe y expliquen de donde obtuvieron los resultados de 10,7 TCF “con toda la información de respaldo”.

“Según el informe de Sproule entre el 2013 y 2017 aumentamos en 0,25 TCF las reservas probadas, sin tomar en cuenta el consumo de los últimos años cuando al ritmo de producción incluso llegó a más de 60 MMmcp. Eso daría un consumo de 0,8 TCF por año y en cinco años 4 TCF y resulta que aumentamos las reservas sin descubrir nada”, cuestionó.

Ante esta duda, dijo que Sproule debe aclarar si lo que presentó es la CERTIFICACION DE RESERVAS o es un simple informe de evaluación. Y que, como Gobernación del principal departamento productor de hidrocarburos del país, se solicitará que se nos haga conocer Inextenso el informe presentado por Sproule.

“Se solicitará al Ministerio de Hidrocarburos e YPFB, incluida la empresa canadiense, se nos haga llegar toda la documentación y los datos e información técnica que tomaron en cuenta para emitir el informe, además de todos los respaldos necesarios que validen los 10,7 TCFs anunciados en las últimas horas”, aseveró.

Asimismo, puntualizó que en base a un análisis de la información presentada por Sproule, las reservas cayeron en 3,45 TCF por que no hubo exploración en 10 años y en los últimos dos, si la hubo, ninguno de los proyectos exploratorios tuvo éxito.

Castrillo explicó en base a algunos datos esta afriamción:

Reservas al año 2013: Reservas al año 2017:

Probadas 1 = 10.45 P1 = 10.70

Posibles 2 =   3.45 P2 =   1.80

Probables 3 =   4.20 P3 =   2.20

TOTAL TOTAL

P1 + P2 + P3 = 18.15 P1 + P2 + P3 = 14.70

2013 18,15

2017 14,7

DIFERENCIA 3,45

“Estos datos reflejan primero la caída de las reservas con la que contábamos el año 2013 y segundo el fracaso de la política hidrocarburífera del país, el fracaso de la Estrategia de los Hidrocarburos que tenía el Gobierno Nacional el 2005 y que fue presentada a todos los bolivianos y por último, que desde la década de los 90 no hemos tenido nuevos descubrimientos pese a las 100 áreas que YPFB tenía reservadas para hacer exploración”, recordó.

Finalmente dijo que enviarán las solicitudes para que el Ministerio de Hidrocarburos y YPFB hagan llegar  el informe in extenso presentado por la Consultora SPROULE INTERNATIONAL LIMITED. “Que contenga toda la información de todos y cada uno de nuestros campos, posos y reservorios, porque para Tarija esto es de vital importancia para planificar nuestro futuro, plantear acciones y proponer políticas que vayan en beneficio de todo el Departamento y del país”.

Para Castrillo, y según el resultado presentado por Sproule, lo que pasó es que las reservas probables del 2013 pasaron a ser probadas y algunas de las posibles pasaron a ser probables, pero en definitiva no hemos repuesto las reservas probables ni posibles porque sencillamente, vuelvo a repetir, no hemos descubierto nada en los últimos años, porque la prioridad para el gobierno nacional fue la EXPLOTACION.

El asesor General de la Gobernación, José Luis Gandarillas, coincidió con el análisis expuesto por Castrillo y señaló que este informe necesita un estudio previo para no realizar apreciaciones sin conocimiento de causa exacta, el cual indica que se esperará la parte informativa con el equipo técnico correspondiente para determinar la veracidad de dichos datos.

Gandarillas explicó que en función al análisis que se realice convocarán a las autoridades competentes que correspondan para una explicación detallada de lo que son las reservas de gas con las cuales cuenta el departamento de Tarija, acción la cual ayudará a determinar y tener un mayor conocimiento de los recursos económicos que percibirá por regalías.

Asimismo, admitió que estos resultados los tomaron con ‘sorpresa’, recordando que gestión a gestión deberían haber informes por parte de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), los cuales no se dan desde el año 2013.

Para finalizar, la autoridad sostuvo que dicho informe debería estar elaborado en función a los campos petrolíferos de cada departamento, es decir con detalle especifico, y no como se lo contuvo de una forma general, luego de 5 años, lo que motiva a la autoridad a dudar de sus resultados.

Irregularidades en el proceso

El diputado por el PDC, Edgar Rendón, deja más “dudas que certidumbres” debido a ciertas irregularidades que se presentaron desde que la empresa canadiense Sproule se adjudicó el proyecto de cuantificación de reservas.

“Se hizo un contrato con esta empresa, y en plena ejecución del proyecto se hacen modificaciones, se hacen ampliaciones. Va una comisión de YPFB al Canadá, no sabemos a qué. Y algo que yo lo dije en su momento, es que ha habido 12 proyectos de exploración en nuestro país y ninguno de ellos ha tenido resultado”, expresó.

Asimismo, refirió que el Viceministro de Exploración hizo referencia a que los pozos que presentaron reservas fueron Aquio, Huacaya y Margarita, los cuales ya estaban contemplados como reservas probadas con anterioridad. Por lo que coincidió con el análisis hecho por Castrillo, en que las reservas posibles las volvieron probables y las probables las volvieron probadas.

Por su parte, el geólogo Gustavo Navarro, considera que la certificación de las reservas en 10,7 trillones de pies cúbicos (TCF) de gas da tranquilidad al país y garantiza el consumo por lo menos unos 10 años.

“Es creíble porque es una empresa internacional, una certificadora internacional que ha hecho ese estudio, tenemos una tranquilidad porque es una proyección, porque si nosotros consumimos 1 TFC por año, con 10,7 tenemos más o menos una liberación de 10 años para el consumo de gas en la proporción de los volúmenes actuales”, enfatizó.

“Se hizo un contrato con esta empresa, y en plena ejecución del proyecto se hacen modificaciones, se hacen ampliaciones. Va una comisión de YPFB al Canadá, no sabemos a qué”

Deja un comentario