Padre del niño baleado por dos delincuentes asegura que querían asesinarlo

REDACCÍON CENTRAL/TINTA ROJA

Los padres de Luis Fernando Segovia Torres, un niño de once años que fue herido de bala en la cabeza la madrugada del martes en la comunidad de San Antonio de la cabaña, y que se debate entre la vida y la muerte, exigen que la Policía de con los autores de este crimen; además aseguraron que el infante podría quedar con secuelas si es que se salva de la muerte.

Esteban Segovia, quien salió también herido por defenderse y hacer lo mismo con su familia, contó que los sospechosos eran dos, quienes intentaron ingresar a su dormitorio y que estos no pretendían robarle, sino asesinarlo; ya que en los últimos días habría sido amenazado de muerte.

“Me querían matar, porque me dispararon dos veces, no me llegó ninguna bala, como estaba apagado la luz, pero mi hijo que solo se asomó a la ventana fue herido, si tienen problemas conmigo, aquí estoy yo, que me digan que tuve con ellos, pido que la Policía por favor esclarezca esto, porque no sé qué voy a hacer ahora con mi hijo que va tener secuelas por lo que le han hecho, él era un niño sanito”, dijo sollozando.

Según relato Segovia, la madrugada de esa jornada trágica, entre las 1.30 a 2.00, mientras esta familia de escasos recursos descansaba en su dormitorio, fueron asaltados por estos malhechores, quienes estaban bien armados, e incluso para evitar que sean descubiertos llevaban puestos guantes.

“Ellos eran dos personas con arma de fuego entraron a mi domicilio y querían abrir la puerta donde dormíamos, uno de ellos estaba palanqueando con una palanca, el otro estaba con una pistola y disparaba, metió su mano por mi ventana, agarre un vidrio roto y le corte, después de disparar a mi hijo seguían”, relató.

Viviana Torres, madre de Luis, aseguró que solo tenían 1500 bolivianos, pero este dinero estaba en otra de las dos habitaciones que tiene, donde incluso estos sospechosos entraron, pero no se llevaron la plata.

“Lo que nos pasó no se lo deseo a nadie, porqué ese momento estábamos siendo casi asesinados todos, ellos no vinieron a robar, ellos querían matar, a mi hijo lo han dejado muy mal, estamos con gastos médicos, los doctores nos dicen que, su estado es reservado, no sabemos si va vivir”, manifestó.

Los sospechosos ahora son buscados por la Policía, quienes a la cabeza del comandante se comprometieron a esclarecer el caso.

“El hecho de ayer menor, el menor está recuperándose en la clínica Yapur, estamos investigando para dar con los responsables”, finalizó.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;