El tratamiento del nuevo sistema del código penal continúa paralizado en la Asamblea Plurinacional

OSMAR ARROYO

El año pasado se abrogó el código del nuevo sistema penal, tras la movilización y el rechazo de varios sectores, a varios de los artículos de la nueva norma, sin embargo a la fecha todavía no se retomó la discusión sobre un nuevo código del sistema penal.

En la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia (ALPB), aseguran que no se presentaron propuestas alternativas al código del nuevo sistema penal que fue abrogado, situación por la que no se habría retomado el trabajo para la norma de sistema de justicia.

Uno de los temas que generó polémica en la norma abrogada, fue la ampliación de las causales que permitían un aborto. Para el vicepresidente de diputados, Lino Cárdenas fue la oposición que generó desinformación sobre el código, para que se presenten movilizaciones, hasta la abrogación de la norma.

El diputado reconoció que faltó la socialización del nuevo código, por parte del gobierno, sin embargo tras su abrogación ahora cree necesario que se retome el debate, para generar cambios en la justicia en el país.

Remarcó que no se cuenta con un escenario acorde, para tratar nuevamente el tema.

Con respecto al aborto, en pasadas semanas, en diputados, en Argentina se aprobó la legalización del aborto, situación por la que Cárdenas cree que será un tema muy difícil de que las legislaciones de países latinoamericanos puedan contener, una corriente de carácter mundial, para la despenalización del aborto, que en muchos países todavía es considerado como un hecho delictivo.

En el caso de Bolivia, se sanciona hasta con 10 años de privación de libertad, y con el nuevo código que se abrogó, se planteaba abrir otro tipo de situaciones, o circunstancias, en las que esa acción no debería ser considerada un delito.

Otras de las causales que se implementaron en el nuevo código, en dónde no se considerara un delito el aborto, era en caso de indigencia, debido a que en las ciudades se observan familias numerosas y que muchas de ellas se encuentran en situación de absoluta indigencia.

También cuando la mujer embarazada seria una menor de edad, cuando se podría tener males congénitos, cuando está en riesgo la vida de la madre, entre otras causales que se ampliaban con el nuevo código, pero la norma fue abrogada.

El diputado aclaró que el aborto seguiría siendo un delito, sólo que se ampliaba las causales u otro tipo de circunstancias.

Indicó que el aborto tiene efectos serios de salud, y afecta la vida misma de muchas mujeres, al punto, en algunos casos, que en que las madres llegan a perder la vida.

Sobre la despenalización del aborto, Cárdenas dijo “no creo que sea una medida acertada de despenalizar” y que se debería buscar una medida que sea equilibrada, que no se fije una postura radical.

Para el legislador nacional, el código planteado era una solución para este tema, porque representaba equilibrio y no se tenían posturas extremas.

Dijo que existen posiciones extremas de sectores, que no aceptan el aborto, ni siquiera en caso de violación. Expresó que ese tipo de situaciones no son las que la sociedad acepta y que se trata solo de algunos grupos radicales, que tienen el poder de movilizarse, pero no creen que sean una mayoría en el país.

Mencionó que la mayoría de la gente, quiere una norma integral, para regular el tema del aborto.

Reiteró que se tuvieron a sectores que se movilizaron en contra de la norma, pero hasta la fecha no se hicieron propuestas, de ninguno de los casi 700 artículos, planteados en el código abrogado.

“Es increíble, cuando se opusieron dijeron que se movilizaba Bolivia entera”, pero que ahora ninguno de ellos hay hecho alguna propuesta alternativa.

El diputado señaló, que parecería que prefieren un sistema penal, con una naturaleza colapsada, que el código abrogado, ahora podría servir como algún insumo para la discusión futura del derecho penal.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;