Asambleístas inician procesos penales a quienes perjudican el proyecto de aducción de agua para Bermejo

MARIELA QUIROGA

El secretario de Coordinación de la Gobernación de Tarija, Waldemar Peralta, explicó el martes las dificultades que se presentaron durante la negociación con los dirigentes del Distrito 11 de Padcaya, quienes el pasado fin de semana exigieron “garantías” para la ejecución del proyecto de la fábrica de azúcar morena y sumaron a este pedido nuevos requerimientos, que condicionan la culminación del proyecto de aducción de agua para Bermejo, lo que el secretario consideró como “chantaje”.

Peralta destacó, sin embargo, la unidad que se ha logrado entre las diferentes autoridades tarijeñas y de Bermejo para defender la realización del proyecto de aducción de agua, que es un proyecto muy esperado por la ciudad de Bermejo, que tiene constantes problemas con el abastecimiento del agua potable a la ciudad.

“Por primera vez nos hemos unido en Bermejo todas las autoridades sin mirar colores políticos, para que el proyecto de aducción continúe, sin embargo, no podemos caer en el chantaje, este proyecto va continuar”, aseguró.

Asimismo, informó que los asambleístas del Movimiento Al Socialismo (MAS) y de Unidad Departamental Autonomista (UD-A) presentaron el lunes una denuncia penal “esa es la muestra de que esto no es político”.

“Se están uniendo todas las fuerzas políticas frente a la intransigencia de evitar que el proyecto más importante de Bermejo que es este proyecto de agua potable se concluya, que es algo que nosotros vamos a concluir contra viento y marea”, enfatizó.

Peralta recordó que durante la reunión los dirigentes del Distrito 11 pedían cosas que ya se habían hecho, como la trasferencia de recursos a los municipios, como garantías al financiamiento de ciertos proyectos que están incluidos en el crédito del banco Bisa y del Fideicomiso.

“Se establecía la conclusión del tramo Bermejo-San Antonio y una auditoría que ya está siendo realizada por el Sedeca y el tema pendiente del distrito 11, que es la construcción de una factoría de azúcar morena”

Peralta remarcó que el proyecto de aducción tiene un 72% de avance, cuesta más de 130 millones de bolivianos y dotará de agua a Bermejo en los próximos 30 años y el Distrito 11 condiciona la realización de este proyecto a la factoría de azúcar que es un proyecto de 20 millones de dólares.

La propuesta de la Gobernación y de las autoridades presentes fue de viabilizar el proyecto entre todas las autoridades relacionadas con este tema, propuesta que fue rechazada.

Finalmente Peralta dijo que el proyecto dela Fábrica de azúcar está condicionado a la autorización del gobierno Nacional.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;