Violencia de género: hombre golpea, muerde y amenaza a su pareja

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Un hombre es buscado tras ser denunciado por su concubina, quien manifestó que el sujeto la golpeó y mordió en varias partes del cuerpo. La víctima tiene 22 años y denunció a su pareja Edgardo E., (22) por violencia doméstica, tras recibir esta brutal golpiza durante el fin de semana en la localidad de Carapari.

Según relató su hermana, identificada como Ana, el hombre cada vez que consume bebidas alcohólicas golpea a su pareja y que el domingo por la noche nuevamente se volvió violento. “Ella ya le había denunciado antes, desde el 2013 que le golpea, pero luego vuelven. Ahora ella ya no quiere porque le amenazó de muerte”, contó.

Sostuvo a el Andaluz que la pareja es oriunda de Yacuiba, y que posee dos hijos. Ahora la mujer y los menores de edad están viviendo con un familiar. En tanto que el denunciado se encuentra profugo

“Él cada vez que toma le busca la vuelta y le pega. A él le dicen ella se porta mal y que es cualquiera. Entonces ya va y remata por ella”, refirió la mujer. “Él siempre fue muy agresivo. A mí también una vez vino a atropellarme a casa para amenazarme. Ahora mi hermana está más tranquila porque el hombre está preso, pero tiene miedo que después salga libre”, agregó.

A causa de la agresión, según consta en el hospital de esta localidad, la misma tuvo un diagnóstico de ambos párpados inferiores con hematomas a causa del golpe de puño por la cara, además mordidas en ambas piernas, excoriación en la rodilla y orejas.

“Ella (víctima), vive atemorizada, no le reclama nada por miedo, el (denunciado), no iba a dormir a su casa muchas veces, se la pasa engañándola, diciéndole que se queda a trabajar hasta tarde y que a veces viaja por que él trabaja en un taller de metalurgia, pero con lo que la agredió ya es nos hartó, nosotros le hemos dicho que se separe hace rato”, manifestó.

De 2 a 4 años por violencia doméstica o violencia intrafamiliar

Según el abogado Humberto Quispe, la violencia ejercida en el terreno de la convivencia familiar o afectiva, que comprenda: desde el empleo de la fuerza física, hasta el hostigamiento, acoso o intimidación, tienen sanción de 2 a 4 años, siempre y cuando no constituya otro delito. Los que se exponen a esta sanción son:

“El cónyuge o conviviente o por quien mantenga o hubiera mantenido con la víctima una relación análoga de afectividad o intimidad, aún sin convivencia (…), si esta persona que haya procreado hijos o hijas con la víctima, aún sin convivencia”, explicó.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;