La Conciliación en Yacuiba es una excelente medida para solucionar las controversias

CÉSAR ESTEVEZ

La conciliación, en Derecho, o medio alternativo a la jurisdicción para solucionar conflictos, a través del cual las partes resuelven, por sí mismas y mediante el acuerdo, un conflicto jurídico con la intervención o colaboración de un tercero. Estas tareas realizan desde hace 3 años los abogados Dra.  Ingrid Mabel Valverde Ordoñez y Marcelo Aguilar Ordoñez, quienes aplicando el código procesal Civil han logrado atender de manera efectiva alrededor de 150 procesos. De estos solamente hubo la incomparecencia de algunas de las partes hasta el 2 a 3 % en los procesos ejecutivos (Deudas de Dinero).

Existen dos tipos de conciliación: la conciliación prejudicial y la conciliación judicial. La conciliación prejudicial es un medio alternativo al proceso judicial, es decir, mediante ésta las partes resuelven sus problemas sin tener que acudir a un juicio. Resulta un mecanismo flexible, donde el tercero que actúa o interviene puede ser cualquier persona y el acuerdo al que llegan las partes suele ser un acuerdo de tipo transaccional. Es decir, es homologable a una transacción.

La conciliación judicial es un medio alternativo a la resolución del conflicto mediante una sentencia; en este sentido es una forma especial de conclusión del proceso judicial. El tercero que dirige esta clase de conciliación es naturalmente el juez de la causa, que además de proponer bases de arreglo, homóloga o convalida lo acordado por las partes, otorgándole eficacia de cosa juzgada, dentro del marco de la legalidad.

La Conciliación Extrajudicial es una manera rápida y económica de resolver los conflictos con la colaboración de un tercero llamado conciliador. A través del diálogo, el conciliador facilita la comunicación entre las partes, lo que permite superar las diferencias y arribar a acuerdos que satisfacen a todos. Luego, se suscribe un Acta de Conciliación.

Asimismo, la Conciliación Extrajudicial es un mecanismo de solución de controversias que se lleva a cabo antes y fuera del fuero judicial, militar, arbitral y administrativo, a través del cual, en presencia y dirección de un tercero (conciliador), las partes buscan llegar a un acuerdo con la finalidad de solucionar un conflicto intersubjetivo.

Todo esto se viene realizando con éxito en el tercer piso del poder judicial con personas que no encuentran la manera de resolver las controversias acuden a las oficinas de conciliacion, donde se entrevistan con cualquiera de los dos abogados que actúan de jueces y logran resolver sus problemas, encontrar la solución a las dificultades que se presentan en diferentes controversias.

La conciliación judicial, esta figura fue impuesta en nuestro país, en materia civil, como una etapa obligatoria dentro del proceso. Así el Código Procesal Civil establece que luego de la etapa postulatoria (demanda-contestación), y una vez saneado el proceso, el juez fija día y hora para la audiencia de conciliación.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;