Agua fría fue el mayor rival de los nadadores en aguas abiertas

LOS TIEMPOS. –

El agua fría de la Angostura, a 15 grados Centígrados aproximadamente, fue el principal rival de los nadadores que disputaron la competencia de 10 kilómetros en aguas abiertas. Sin embargo, los dos representantes de Ecuador, en damas y varones, pudieron colgarse el oro. Mientras los bolivianos quedaron rezagados, pero terminaron la prueba.

La competencia comenzó al promediar las 11:30. Primero, ingresaron los varones. Debían dar cuatro vueltas a un circuito hasta completar 10 kilómetros. Al igual que las mujeres, quienes partieron cinco minutos después.

Luego de casi dos horas de nado, el primero en pasar la meta fue el ecuatoriano Esteban Enderica. Fue seguido por Diego Vera de Venezuela y en tercer lugar Wilder Carreño del mismo país.

“Fue una competencia muy dura por el frío del agua, estaba a eso de los 15 grados, es muy fría. No me había metido antes aquí y tampoco quería hacerlo, porque me comentaron sobre las características de la laguna, y no quería nada que me sugestionara. En Ecuador entreno en Cuenca. Lo bueno es que alcanzamos el oro”, manifestó el medallista Esteban Enderica.

Por su parte, los dos bolivianos, Rodrigo Caballero y Zedheir Tórrez, llegaron en último puesto. Sin embargo, fue de hecho un logro que terminaran la carrera, debido a la gran exigencia de resistencia y esfuerzo físico.

El deportista Rodrigo Caballero admitió que fue un error no utilizar el traje de neopreno (térmico) recomendado por la organización, dada la temperatura del agua. Esto generó que el frío le golpee muy fuerte y merme su rendimiento.

“Fueron 10 kilómetros muy exigentes. Lamentablemente, no entramos en la posición que esperamos, pero al menos logramos terminar la prueba. Aquí mismo (la Angostura) fue el clasificatorio, en el que salí primero. Confié mucho en la temperatura del agua y me jugó mal”, manifestó Caballero.

En el caso de las damas, en primer lugar, también llegó la representante de Ecuador Samantha Michel Arévalo. Le siguió Romina Imwinkelried de Argentina y como tercera la ecuatoriana Nathaly Rosalía.

La representante argentina rompió en lágrimas, mientras abrazaba a su entrenador, una vez finalizada la prueba. De igual modo, la medallista Arévalo al escuchar el himno de su país.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;