La defensa de Tariquía llega a La Paz, exigen a YPFB la anulación de los contratos petroleros

ANF

Al grito de ¡fuera petroleras de Bolivia! y otros estribillos, la marcha en defensa de la Reserva Nacional de Flora y Fauna Tariquía llegó hasta las puertas del edificio de YPFB en pleno centro de La Paz, donde realizó un plantón para exigir la anulación de los contratos petroleros suscritos para la exploración y explotación de hidrocarburos en las áreas de San Telmo Norte y Astillero.

Encabezados por la secretaria ejecutiva de la Subcentral de Tariquía, Paola Gareca, activistas tarijeños, miembros de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), además de simpatizantes con la causa, se realizó la protesta en contra de los contratos petroleros que no contaron con la consulta ni consentimiento de las comunidades campesinas de la reserva.   

“Hemos llegado hasta este lugar para hacer conocer nuestra preocupación sobre la exploración que quieren hacer en nuestra reserva por encima de nosotros (…). Nunca hemos pensado llegar hasta aquí, hasta la oficina la nacional de YPFB, para pedir que se anulen esos contratos que se han firmado en contra de nosotros y sin nuestro consentimiento”, afirmó la dirigente con acento cantado, característico de los pobladores del sur del país.

Gareca advirtió que la lucha recién empieza, ya que la resistencia a la actividad petrolera que no cuente con el consentimiento de los habitantes de los territorios afectados se reforzará con otras causas similares.

“Mientras que no se anulen estos contratos no vamos a bajar los brazos y vamos a seguir reforzando la lucha con otros hermanos que tienen el mismo problema, vamos a unir fuerzas, y el pueblo de Tarija se está levantando, el jueves tenemos la gran marcha en Tarija con la misma demanda, que se anulen los contratos”, dijo.

Por su parte, Janeth Alfaro, activista voluntaria que llegó  desde Tarija junto a su pequeño hijo señaló que lo que se busca con las movilizaciones en La Paz es que reaccionen las autoridades locales de Tarija en defensa de la reserva que garantiza el agua y la vida, no solo a los habitantes del área protegida, sino también al resto del departamento.

“Tarija es más que hace 10 años; los únicos millonarios que hay son los del Gobierno, hemos visto Gabrielas Zapatas, ministras que gastan dinero como les da la gana, hemos visto despilfarro como la suite presidencial en la casa del pueblo. ¿cómo es posible que cuando hay tanta pobreza en el país, hay poblaciones sin agua, extranjeras chinas que violan sus derechos de nuestros hermanos, y el Presidente siga tan insensible”, manifestó.   

Contratos petroleros

El 7 de abril, el presidente Evo Morales promulgó dos leyes para la exploración y explotación de los campos San Telmo y Astillero, en un acto desarrollado en el municipio de Bermejo del departamento de Tarija Ambas áreas se sobreponen a Tariquía.

De acuerdo a información oficial, se estima una inversión de 193 millones de dólares para el área de San Telmo Norte, mientras que para Astillero hay expectativa que la cifra llegue a 489 millones de dólares.

Morales pidió a las comunidades y sus dirigentes no poner trabas para que las empresas puedan empezar a la brevedad posible los trabajos de exploración.

Según el Gobierno, San Telmo cuenta con 1.08 de trillones de pies cúbicos (TCF), mientras que Astillero tendría 1 TCF de reservas hidrocarburíferas.

Los campos San Telmo Norte y Astillero, ubicados en el departamento de Tarija, fueron concedidos a Petrobras, que también tienen como socios a las subsidiarias de la estatal YPFB Chaco y Andina.

La Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE) manifestó su preocupación ante los anuncios del Gobierno de paralizar inversiones en San Telmo y Astillero, “dadas las connotaciones que conlleva la paralización de inversiones en una industria de necesidad nacional y utilidad pública”.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;