Juan Carlos Montenegro: “Pensé que no volvería a jugar”

DIEZ.BO.- Juan Carlos Montenegro volvió a jugar luego de casi nueve meses y demostró que su calidad sigue intacta. Sin embargo, no fue fácil superar una rotura de ligamento y de menisco de la rodilla.

Pasaron casi nueve meses para que Juan Carlos Montenegro vuelva a jugar. La ‘joya’ de Guabirá superó una lesión complicado en la rodilla derecha que estuvo a punto de quitarle el sueño seguir haciendo lo que más le gusta, jugar al fútbol.

No fue nada fácil pasar tanto tiempo fuera de una cancha, le costó mucho poder recuperarse físicamente, pero sobre todo sicológicamente, ya que cuando se rompió el ligamento interno y el menisco de la rodilla derecha estaba en el mejor momento de su carrera, todos hablan de sus regates, su rapidez y su definición en el arco rival.

“Mi familia fue el mejor apoyo que tuve”, afirmó Montenegro, que en su momento pensó en que no iba a volver a ser el mismo de antes, es más, el dolor que sintió en las primeras semanas lo deprimieron demasiado, pero no se cayó anímicamente y comenzó a levantarse poco a poco, con mucha paciencia, pues una lesión de esa gravedad necesita de mucha tranquilidad y tiempo.

Reconoció que el club pagó la operación y el último mes de fisioterapia; sin embargo, contó que el resto de los meses (unos seis) tuvo que gastar de su bolsillo para recuperarse, ya que el dinero que gana, que es poco, no le alcanzaba por eso tuvo que pedir a la dirigencia que le ayude, pues tiene contrato vigente hasta 2020.

Por ahora, el extremo sigue ganando lo mismo que cuando firmó, en 2017, aunque lo que más le interesa es volver a ser titular y demostrar que tiene las condiciones como para percibir mucho más, ya que es uno de los jugadores distintos del fútbol nacional, una de las mejores apariciones de la pasada temporada.

Hace poco volvió a jugar y lo hizo como sabe, siendo el mismo futbolista encarador, siempre yendo para el frente, con mucho atrevimiento y además anotando. Lo hizo ni más ni menos que en su debut en un torneo internacional, contra Liga Deportiva de Quito, en Montero. Su gol le estaba dando la clasificación al equipo azucarero, pero sobre el final los ecuatorianos anotaron y quedaron eliminados (los rojos vencieron por 3-2 en la Caldera).

Montenegro habló de cómo superó los primeros días de recuperación, que fueron muy difíciles, y de su vuelta, además de lo que espera en el futuro en Guabirá y su pensamiento de la selección nacional, uno de sus próximos objetivos.

¿CÓMO FUERON LOS MESES DE RECUPERACIÓN?

Nada fácil. La primera parte de la recuperación fue muy difícil porque me estaba costando y estaba deprimido, eso me hizo pensar que no volvería a ser el de antes, que mi fútbol no sería el mismo. Pero luego me puse en la cabeza que dependía de mí y me mentalicé a recuperarme para los partidos de la Copa Sudamericana (frente a Liga Deportiva de Quito, de Ecuador).

¿QUÉ FUE LO MÁS COMPLICADO?

Aprendí que cuando uno tiene este tipo de lesiones (graves) lo más difícil es recuperarse sicológicamente porque todo el tiempo está en tu cabeza el tema de la lesión, eso me pasaba, no podía dejar de pensar en eso.

Sentía miedo cada vez que tenía un dolor debido a los trabajos que realizaba; sin embargo, había que ir perdiendo el miedo poco a poco y asimilar que el dolor era parte de la recuperación, así que fui mentalizándome en ese sentido y las cosas comenzaron a mejorar cada día.

Deja un comentario