El petróleo supera los 70 dólares en EE UU por la tensión con Irán

Nueva York

Wall Street mira a hacia Irán. El presidente Donald Trump tiene previsto anunciar hoy si vuelve a imponer las sanciones económicas contra el país, que se levantaron a principios de 2016 a raíz del acuerdo por el que Teherán renunciaba a desarrollar el arma atómica. La incertidumbre sobre la decisión final, sin embargo, dio un nuevo empujón al precio del petróleo, que esté lunes reclamó los 70 dólares para el barril de referencia en Estados Unidos.

Es un nivel que no se veía desde noviembre de 2014. De ahí, el precio del crudo cayó hasta acercarse a los 40 dólares un año después. La escalada desde entonces fue lenta y hasta agosto del año pasado no logró superar de una manera sostenida de los 50 dólares, gracias al efecto combinado del alza en la demanda que genera la recuperación económica global y los límites por parte del cartel de los países productores (OPEP).

También juega la crisis en Venezuela. Pero la escalada volvió a tomar fuerza hace tres meses, coincidiendo con el enfrentamiento retórico entre Washington y Teherán. El West Texas subió este lunes un 1,2%, un alza que se suma al 2,5% acumulado la semana pasada. El Brent lo hacía un 1,5%. El petróleo de referencia en Europa ya superó los 70 dólares hace justo un mes y el viernes se colocó por encima de los 75, influido por los mismos factores.

La decisión sobre las sanciones debe adoptarse para el próximo 12 de mayo. El cálculo que se hace en el mercado de materias primas es el siguiente: Irán produce actualmente 3,8 millones de barriles diarios, y, si Washington optara por la mano dura, dejará de exportar el equivalente a entre medio millón y un millón de barriles diarios. Esa es la cantidad nueva de crudo que venden los iraníes desde que se levantaron las sanciones.

Aunque no sea mucho comparado con el conjunto de la producción global —y también dependerá de cómo se modulen las sanciones—, coincide en un momento en el que el suministro está restringido y con el inicio de la temporada en la que más se conduce en EE UU. Eso se traduce, a su vez, en precios más altos para el consumidor. El precio de la gasolina encadena 10 semanas de subidas y se paga en el surtidor a 2,9 dólares el galón, el nivel más alto también en tres años y medio.

El alza en el precio de petróleo va en paralelo a una apreciación del dólar, que se cambia a su nivel más alto desde diciembre del pasado año en comparación con la cesta de grandes divisas internacionales. La apreciación del billete verde se explica porque el encarecimiento de la energía puede generar presión del lado de la inflación, lo que podría forzar a la Reserva Federal a subir los tipos de interés con más rapidez, en otro daño colateral de la decisión de Donald Trump.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;