Indignación en la India por la violación y asesinato de una niña de ocho años

Se ha conocido un nuevo caso de violación y asesinato de una niña de ocho años en el distrito de Etah, en Uttar Pradesh (norte de la India). Según las primeras investigaciones, un joven de 18 años llamado Sonu Jatav secuestró a la víctima mientras trabajaba como mesero en una boda, se la llevó a un edificio en construcción cercano, abusó de ella y luego le quitó la vida.

 

Cuando se percataron de su ausencia, los padres de la menor comenzaron a buscarla desesperados. Poco tiempo después, encontraron al agresor borracho y dormido junto al cadáver de su hija con un pañuelo en el cuello con el que, supuestamente, la ahorcó, informa «Daily Mail». Según el diario británico, varios medios locales de noticias mostraron la escena de la familia despidiendo el cuerpo de la niña.

 

Después de conocerse el caso, la India vivió este martes una jornada de protestas, en demanda de respuestas por parte del Gobierno ante la repetición de este tipo de ataques y crímenes contra menores. Las manifestaciones se repitieron en diferentes puntos del país, uno de ellos, Srinagar, capital de verano del septentrional estado de Jammu y Cachemira. Y se produjeron en medio de un clima de conmoción al conocerse la semana pasada otro caso de secuestro, violación y asesinato de otra niña musulmana de la misma edad.

 

El caso saltó a la luz la semana pasada, después de que abogados extremistas hinduistas trataran de evitar que la Policía presentara cargos contra ocho personas acusadas de perpetrar el crimen, en el que las autoridades vieron indicios de violencia religiosa, según informa EFE.

 

Más casos

El suceso se sumó a la muerte tras recibir una paliza, también la semana pasada, del padre de una menor de 16 años que había sido violada en junio de 2017. El hombre había acusado directamente a un parlamentario regional del partido gobernante BJP en Uttar Pradesh. Tras el fallecimiento de este padre y en medio de una creciente presión en los medios y en la calle, el político fue detenido.

 

Todos estos casos no hacen más que engrosar la lista de más de 100.000 procesos por violación a menores pendientes en los tribunales de un país que se ha ido acostumbrando a ver a diario casos de violencia contra este sector de la población, denunció hoy el premio Nobel de la Paz indio Kailash Satyarthi.

 

«Hablamos de más de 100.000 casos pendientes en los tribunales. Mientras os hablo, durante esta media hora uno de nuestros niños es violado en algún lado», aseguró Satyarthi, galardonado en 2014 con el Nobel por su lucha contra el trabajo infantil.

 

«Demando la creación de un Tribunal Nacional para Niños (…) que brinde justicia a las víctimas y a los supervivientes», dijo Satyarthi durante la presentación en Nueva Delhi del informe «Los niños no pueden esperar», sobre casos pendientes de abusos sexuales a menores en los juzgados de la India.

 

El texto señala que en agosto del año pasado el Ministerio de Interior reconoció, en una respuesta a la cámara baja del Parlamento indio, que hasta 2016 había 89.999 casos de violación de menores pendientes en los tribunales del país, un 26% más que en 2015.

 

Este número de casos pendientes, que se han seguido incrementado hasta hoy, conlleva, según Satyarthi, que las víctimas y sus padres deban esperar en algunas ocasiones décadas para que un tribunal dicte su fallo.

 

Fuente: abc.es

Deja un comentario