Indígenas denuncian al Gobierno de Evo por poner en riesgo su existencia

La Paz/ANF

Ruth Alipaz Cuqui expuso ante la 17 sesión del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la ONU en Nueva York sobre el grave estado de amenaza que enfrentan los pueblos indígenas de la Amazonía de Bolivia.

La Mancomunidad de Comunidades Indígenas de los ríos Beni, Tuichi y Quiquibey denunció ante el pleno de la 17 sesión del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de NNUU en Nueva York, el grave estado de amenaza que enfrentan 51comunidades indígenas y campesinas debido a los megaproyectos hidroeléctricos Chepete-Bala y Rositas, que avanzan sin acciones de consulta previa.

“A nombre de mis hermanos de las naciones mosetén, tsimane, esse ejja, tacana, leco y mi propio territorio, uchupiamona, pido que se respete nuestro derecho a ser escuchada nuestra voz en contra de los megaproyectos hidroeléctricos Chepete-Bala, que amenazan nuestra existencia y territorios”, manifestó la líder indígena Ruth Alipaz Cuqui.

Lamentó además la situación de vulnerabilidad de un pueblo no contactado, probablemente toromona, en el norte del departamento de La Paz. “Exponen a los pueblos no contactados que habitan en esta zona violando todos sus derechos e irrespetando su decisión de vivir en estado de aislamiento voluntario”, reclamó.

La indígena denunció que las represas Chepete-Bala provocarán la inundación de 48 comunidades indígenas y campesinas y destruirán más de 771 kilómetros cuadrados de dos áreas protegidas como son la reserva de biósfera Pilón Lajas y el parque nacional Madidi donde habitan más de 5.000 indígenas que serán desplazados de sus territorios. Ambas áreas protegidas están en los departamentos de La Paz y Beni.

Deja un comentario