Goni y Sánchez Berzaín mueven la primera ‘ficha’ para revertir el veredicto

El Deber/Santa Cruz

El cierre del juicio contra Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Sánchez Berzaín da para largo. Luego de que un jurado ciudadano los declarara responsables de la muerte de ocho personas en los conflictos de octubre de 2003, sus abogados presentaron este miércoles un recurso para que se aplique la Regla 50, una norma que permite al juez anular un caso cuando la evidencia es insuficiente.

El Deber conoció el documento en el que los abogados de las exautoridades afirman que “no existe evidencia de un plan para matar civiles” en la revuelta de ‘octubre negro’. Uno de los argumentos a los que recurren es que ni el Plan República ni el Manual de Uso de Fuerza demuestran la intención de disparar contra civiles. Ambos documentos fueron elementos decisivos para que el jurado civil, compuesto por diez ciudadanos estadounidenses, declare responsables al expresidente y al exministro de Defensa, por la muerte de ocho ciudadanos.

Los textos establecían las líneas de acción del Ejército boliviano en caso de disturbios sociales. Según los abogados de los familiares de las víctimas, ambas estrategias fueron ejecutadas en la crisis de octubre, sin embargo, en el recurso presentado este miércoles, la defensa desestima esa afirmación al decir que no existe evidencia de que los demandados “hayan visto o sabido acerca de estos documentos, y mucho menos hayan emitido órdenes relacionadas con ellos”.

En todo caso, explican los juristas, ninguno de los documentos dice algo relacionado “con matar o disparar contra civiles indiscriminadamente”.

Encuentran contradicciones

Para los abogados de las exautoridades, el veredicto es inconsistente y contradictorio puesto que, según su versión, el jurado reconoce que las muertes no fueron intencionadas y, a la vez, se encuentra responsabilidad en Sánchez de Lozada y Sánchez Berzaín.

Siguiente etapa

El 25 de abril, la parte acusatoria presentará un recurso ante el juez que deberá validar o no el veredicto del jurado y, el 4 de mayo, la defensa entregará una réplica. Luego de ese día, en una fecha no establecida aún, el juez James I. Cohn dará su sentencia.

Sin embargo, sea cual fuere la conclusión del juez, ambas partes pueden acudir a una Corte de Apelación para revertirla. Aún entonces el caso no estará cerrado: la Corte Suprema de Estados Unidos, de admitir revisar el caso, tendría la palabra final.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;