Tariquía entre la necesidad de recursos fiscales y la preservación del medioambiente

MARIELA QUIROGA

El presidente Evo Morales promulgó el sábado dos leyes para la exploración y explotación petrolera en San Telmo y Astillero, que se hallan dentro de la Reserva de Flora y Fauna de Tariquía, en un acto desarrollado en el municipio de Bermejo.

A favor y en contra

En las dos últimas semanas el tratamiento de esta ley dividió la opinión de los tarijeños, unos a favor y otros en contra del ingreso a una reserva protegida por la Constitución Política del Estado.

Las autoridades, en su mayoría, se inclinan por permitir el ingreso de petroleras a la zona debido a la tendencia a la declinación de la producción petrolera en varios pozos que son explotados en la región y la consiguiente disminución de ingresos por concepto de hidrocarburos para el departamento de Tarija. Sin embargo, otros prefieren no manifestarse al respecto.

Por su parte, los comunarios de la reserva de Tariquía se oponen al ingreso y a la actividad petrolera en el área donde viven pues aseguran que no importa ningún beneficio que pueda ofrecer el gobierno a cambio de la explotación petrolera ya que ellos buscan preservar intacta esta reserva que se constituye en los pulmones de Tarija.

El ejecutivo de la subcentral de Tariquía, Felicindo López, dijo que las actividades petroleras ya se están realizando, en los distritos 10 y 11 de la reserva, por el momento, apartados de lo que se denomina como corazón de Tariquía, donde habitan la mayor cantidad de comunarios, quienes manifestaron nuevamente que no permitirán el ingreso de empresas petroleras.

“Se ha realizado una reunión entre los comunarios de toda la zona de Tariquía, donde se ha emitido un voto resolutivo que señala el rechazo rotundo del ingreso de las empresas petroleras al corazón de la reserva”, refirió López a fines de marzo.

Apoyando a los comunarios de Tariquía  están ambientalistas y activistas por la defensa de la madre tierra, entre ellos, la organización Jóvenes Ambientalistas y otras plataformas de preservación de la madre naturaleza.

El analista en hidrocarburos de la Fundación Jubileo, Raúl Velásquez Guzmán, había dicho en las pasadas semanas qué Tarija se encuentra en una disyuntiva y es urgente tomar una posición departamental al respecto, y decidir si se debe permitir el ingreso de petroleras a Tariquía con el consecuente daño ambiental que esto conlleva, o se debe preservar intacta la reserva y más bien incentivar otras modalidades de ingresos económicos como el ecoturismo o la utilización de la flora de la región con fines medicinales, por ejemplo.

“Para Tarija puede ser posiblemente más ventajoso mantener un parque natural como Tariquía sin actividad, para desarrollar la medicina o la biotecnología, y buscar especies muy particulares del lugar que puedan servir o que tengan potencial para el tema de salud, por ejemplo y prefieran que esa biosfera no se toque. Sin embargo desde nivel central se ve que puede haber hidrocarburos y se decide realizar una actividad exploratoria, estos aspectos tienen que ser coordinados entre los niveles de gobierno”, expresó.

Velázquez dijo que más allá de la consulta previa que se debe realizar a las comunidades que habitan la zona que podría ser afectada por la actividad petrolera, y al ser Tariquía un importante ecosistema de que afecta a todo el departamento, debería ser consensuado no sólo con los pobladores de las reserva sino con la población entera del departamento.

“Hay gente que se opone, gente que está a favor. Tarija se enfrenta, lamentablemente a una contradicción entre dos decisiones; una es preservar el medio ambiente, ya que tienen una experiencia vivida muy dolorosa respecto a lo que ha pasado en el Aguaragüe; versus la necesidad de recursos fiscales, y esa necesidad de recursos Fiscales responde también a una falta de eficiencia y de planificación de la gestión pública en Tarija para diversificar otros sectores de la economía y darle sostenibilidad más allá de los hidrocarburos”, argumentó.

El representante de la iniciativa jóvenes ambientalistas José Alberto Humacata dijo que están en contra de la actividad petrolera en el lugar.

“Tariquía es el pulmón directo de Tarija en lo que es el ciclo de lluvias, es una pena lo que se está queriendo hacer con Tariquía, hay otras formas de generar ingresos como ecoturismo, investigación farmacéutica, es un mundo por ampliar. No tenemos que apuntar al extractivismo sino a la sustentabilidad ecológica”, aseguró.

Humacata aseveró que conformarán una plataforma juvenil para apoyar a los comunarios que están defendiendo sus derechos.

Minimizar el daño

El ministro de hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, explicó en una entrevista que el gobierno busca minimizar el daño ambiental en la zona y reducir al mínimo el deterioro del medio ambiente. Sin embargo Raúl Velásquez, de la fundación Jubileo opina que eso es imposible, dadas las características depredadoras de la actividad petrolera. Explicó, que por ejemplo se necesitan perforar al menos 10 pozos en cada uno de los lugares donde se piensa que pueda existir petróleo, al margen de la apertura de caminos para realizar esta actividad.

Sánchez, por su parte, enfatizó en que la afectación del área en la parte del parque Tariquía será del 0.014%, “muy mínima en relación a toda la dimensión del parque”.

Renta petrolera

El ministro de Hidrocarburos informó el sábado que la producción de los campos San Telmo y Astillero generarán una renta petrolera nacional de 8.915 millones de dólares y cerca de 1.800 millones de dólares para el departamento de Tarija.

Según Sánchez, las leyes que promulgó el presidente Evo Morales para explorar y explotar las áreas San Telmo y Astillero permitirán invertir cerca de 682 millones de dólares en esos campos, que entrarán en producción en 2021.

Afirmó que se realizará la consulta y participación a las comunidades. “Son unos buenos vecinos, estamos entrando a su casa con el mayor respeto”, dijo.

Por su parte el presidente Evo Morales pidió a las comunidades y sus dirigentes no poner trabas para que las empresas puedan empezar a la brevedad posible los trabajos para que la economía de Bolivia siga creciendo y en particular la de Bermejo y Tarija.

Declinación de la producción

El asambleísta de Unidad Departamental Autonomista, Mauricio lea Plaza, dijo el jueves que del informe presentado por el representante de Tarija ante YPFB, Héctor Quiroga, se confirma que hay una declinación en la producción petrolera en algunos pozos petroleros del departamento.

“Los campos están en declinación eso es algo incontrastable, segundo los proyectos que están haciendo de exploración tienen potenciales de producción bajos. En otras palabras estamos hablando de que no hay posibilidades de que se vuelva a los niveles anteriores de producción, incluso considerando los campos que se quieren explotar en la reserva de Tariquía”, aseguró y afirmó que con esos datos hay una constatación de que los nuevos proyectos exploratorios no son lo suficientemente importantes para reponer la cantidad de reservas que se están perdiendo.

Lea Plaza dijo, sobre la actividad petrolera en Tariquía, que existe mucha preocupación debido a que no se han realizado los estudios de impacto ambiental ni la consulta previa.

“Yo diría que estamos como en el cerro rico de Potosí donde se está buscando el último resquicio de mineral, creo que está pasando eso con nuestro territorio, que ya aunque no sea, muy productivos estos Campos se van a explotar porque la crisis de producción es muy fuerte”, remarcó.

Los dos campos se encuentran entre las provincias O’Connor, Arce y Gran Chaco del departamento de Tarija.

Los campos San Telmo Norte y Astillero, ubicados en el departamento de Tarija, fueron concedidas a Petrobras, que también tienen como socios a las subsidiarias de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB): Chaco y Andina.

Deja un comentario