Comunarios rechazan exploración petrolera en Tariquía y amenazan con llevar su reclamo ante organismos internacionales

MARIELA QUIROGA

El miércoles una delegación de la Reserva de Flora y Fauna de Tariquía se presentó en la plaza Luis de Fuentes y Vargas para rechazar la aprobación de dos leyes que autorizan el ingreso a la reserva, en la zona de San Telmo Norte y Astilleros, para realizar trabajos de exploración petrolera.

La delegación conformada por comunarias del Distrito 8 de Tariquía ratificaron su oposición a la actividad petrolera en Tariquía y aseguraron que no les interesa ningún tipo de beneficio y sólo quieren la preservación del arte protegida y evitar el grave daño ambiental que produciría la actividad petrolera.

Paula Gareca, dirigente de la Subcentral de Tariquía, aseguró que si el Gobierno Nacional no escucha a las comunidades de Tariquía llevarán su reclamo ante organismos internacionales, y no descartan realizar una marcha con destino a la sede de Gobierno.

“Nuestra preocupación es la aprobación de estas dos leyes para la exploración en nuestra reserva, cuando el gobierno anunciaba que hay que cuidar la madre Tierra y ahora el Gobierno sale aprobando estas leyes de que se explore dentro de la reserva mediante decretos, que no respetan la Constitución Política del Estado”, lamentó.

Gareca dijo que buscan la unificación de las 22 comunidades para expresar una sola postura, y que también buscan el apoyo del Valle Central de Tarija para sumar fuerzas y hacer respetar el cuidado y preservación de la reserva de Tariquía.

Reconoció que al momento son 6 las comunidades que están en contra de la actividad petrolera, pero que en las otras comunidades son muy pocas las personas que apoyan la actividad petrolera.

También enfatizó que el Gobierno no ha realizado la consulta previa y se han enterado a través de los medios de comunicación “no nos están tomando en cuenta como personas que vivimos ahí”, afirmó.

Consulta Previa

El ambientalista y presidente de la Sociedad Protectora de Animales, Gonzalo Torres, enfatizó que no se ha realizado consulta previa, pues ello implica la realización de una especie de referéndum a todos los comunarios de la zona.

Torres asegura que el Gobierno intenta dividir a los comunarios de Tariquía y para ello ha creado una subcentral campesina paralela, conformada por 4 comunidades, lo cual es ilegal, ya que el Reglamento de la Federación de Subcentrales Campesinas de Tarija establece que una subcentral debe estar conformada por al menos 5 comunidades lo cual, en este caso, no sucedió.

“El artículo 8 del reglamento de la Federación Única de Campesinos dice que la Federación se compromete a la Defensa de las áreas protegidas, entonces tienen todo en contra, porque por un lado no han hecho la consulta previa. La consulta previa no se hace a los dirigentes nomás sino a todos, como un referéndum”, aseguró.

Estudio técnico de impacto ambiental

La viceministra de Medio Ambiente, Cynthia Silva, afirmó el miércoles que, como cualquier actividad hidrocarburífera, los proyectos de exploración de los dos pozos que involucran una parte de la Reserva Natural de Tariquía, en Tarija, deberán contar con un estudio técnico de impacto ambiental, en cumplimiento a las normas, para adquirir la licencia ambiental, según difundió el portal de ABI.

“Estas actividades y de cualquier otro tipo hidrocarburifero siempre se hacen en el marco de la normativa. En el caso particular de la reserva se requerirá un estudio de impacto más profundo, ya que se trata de un área natural importante”, explicó, citada en un boletín de prensa.

Silva aclaró que a la fecha ambos proyectos se encuentran aún en la fase de diseño y descartó que la actividad se realice en el núcleo mismo de la reserva natural.

“En este momento no es que se esté perforando un pozo de manera ilegal, en la reserva se está realizando el cuidado correspondiente a cargo del Sernap (Servicio Nacional de Áreas protegidas”, apuntó.

Silva detalló que la licencia ambiental será otorgada una vez que se cuente con el estudio técnico, con el cual se dispondrá las medidas de mitigación y la tecnología que serán utilizadas para la exploración, previendo el menor impacto ambiental, además ambos proyectos deben contar también con la consulta a comunidades circundantes a los pozos, entre otros requisitos.

Explicó también que la ejecución de obras civiles, como la construcción de carreteras, sistemas de agua, entre otras, tienen incidencia en la naturaleza, sin embargo, con la normativa vigente se busca que los impactos sean menores, sin alterar la funcionalidad del medioambiente.

Deja un comentario