Gobierno confirmó compra de otro satélite

Cuando en el país existe polémica sobre la verdadera utilidad del satélite Túpac Katari, el Gobierno anunció que comparará un segundo aparato, al costo de $us 200 millones. En 2016, la estatal estuvo catalogada entre las seis peores empresas, por su bajo desempeño en la generación de utilidades.

 

Especialistas y representantes opositores han puesto en duda la utilidad del satélite y han calificado como una inversión fallida. Fue lanzado el 20 de diciembre de 2013 desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang en China y tiene por delante una vida útil de 11 años.

 

El director de la Agencia Boliviana Espacial (ABE), Iván Zambrana, explicó sin embargo, que se “pagará sólo” ya que ha logrado, hasta ahora, 80 millones de dólares de ingresos, a un promedio anual de $us 20 millones, aunque no se mostraron los balances para demostrar sus aseveraciones, tampoco hizo alusión a las utilidades generadas en cuatro años de operaciones.

 

BAJO DESEMPEÑO

 

El Ministerio de Economía incluyó a la ABE en la Memoria de la Economía Boliviana 2016, donde la empresas estatal registró 9.4 millones de bolivianos de utilidades netas, siendo por el monto, la novena empresa estatal en declarar ganancias.

 

Si se compara este dato con la inversión ejecutada de 302 millones de dólares (Bs 2.101 millones) se llega a la conclusión que ese año las ganancias netas representaron 0.44 por ciento de la inversión ejecutada por el Gobierno, es decir una cifra marginal cercana a cero. Un economista que prefirió la reserva dijo que hubiera sido preferible hacer un depósito bancario de la inversión ejecutada, donde el rendimiento hubiera sido mucho mayor.

 

SEGUNDO SATÉLITE

 

Zambrana, sin referirse a la situación financiera de la empresa, dijo que se prevé que el segundo satélite también estará destinado a las telecomunicaciones, pero no costará 302 millones de dólares como el primero, sino $us 200 millones, porque “hay muchos elementos del primer proyecto, como las estaciones terrenas de control, el entrenamiento del personal y la tecnología que ha hecho avances significativos, de modo que se bajaron de manera interesante los costos”.

 

Al evaluar cuatro años de la empresa, de la puesta en operaciones comerciales de la empresa, el ejecutivo admitió también que actualmente el satélite Túpac Katari tiene 70% de capacidad instalada. De acuerdo con sus estimaciones, las señales cubren parte del territorio nacional, sino extensas áreas fronterizas y otros países fuera del continente.

 

SERVICIO DE LA DEUDA

 

“Si multiplicamos 20 millones de dólares por año, en 15 años, estaríamos hablando de $us 300 millones de dólares; es decir, se pagaría solito”, dijo el funcionario durante un informe de gestión por los cuatro años de operaciones del satélite. El crédito fue otorgado por el Eximbank de China.

 

Según el ejecutivo de ABE, los costos operativos del satélite son relativamente modestos; actualmente la planilla anual de sueldos de 65 funcionarios oscila en el millón de dólares y otro millón de dólares se paga anualmente por el seguro del satélite, monto que se reduce conforme pasan los años.

 

“Hay que aclarar que la deuda con el Banco de Desarrollo de China no es de 300 millones de dólares, sino de 250 millones de dólares”, indicó.

 

Recordó que el Túpac Katari fue construido el 2010 y que ocho años en materia tecnológica es un periodo largo. El segundo sería “un satélite de nueva generación”.

 

Zambrana desestimó que el Estado opte por un satélite de exploración minera, como los que tienen Perú y Chile, por razones de incompatibilidad técnica con el de telecomunicaciones y porque no generaría ingresos económicos como el Túpac Katari.

 

Acotó que en los últimos dos años, el satélite aportó para el pago del bono Juancito Pinto 67 millones de bolivianos.

 

Fuente: El Diario

.

Deja un comentario

. . . . . .
;