Peralta: Sin la Petroquímica, la Planta Separadora será el elefante blanco más caro de la historia

MARIELA QUIROGA

El secretario de Coordinación de la Gobernación de Tarija, Waldemar Peralta, dijo el martes que, sin la construcción de la planta Petroquímica en la ciudad de Yacuiba, la planta Separadora de Líquidos “Carlos Villegas” quedaría simplemente como el elefante blanco más caro de la historia de Bolivia.

“En caso de que no se inviertan en plantas de etileno, de propileno y polipropileno, para su industrialización, estaremos al frente el elefante blanco más grande de la historia de Bolivia”, aseguró.

El secretario recordó que el gobierno de Bolivia, hace años atrás, inició una carrera hacia la industrialización de los hidrocarburos, y como primer paso priorizó la planta Separadora de Líquidos, que debía proveer la materia prima para los diferentes emprendimientos y así nació la planta Separadora de Líquidos del Chaco “Carlos Villegas”.

Peralta recordó que la planta separadora de líquidos costó 688 millones de dólares y tiene una capacidad de procesamiento de 32.2 millones de metros cúbicos al día, con una capacidad de producción de 3.400 toneladas métricas de etano, procesa 240 toneladas métricas de GLP, también produce 1.040 barriles por día de isopentano y 1.650 barriles de gasolina natural por día, según información oficial, a diciembre de 2017.

“Esta planta estaría produciendo el 27% de su capacidad, básicamente lo que hemos estado exportando es gas licuado de petróleo (GLP). Entonces sí podríamos producir 2.200 toneladas solamente estamos produciendo el 27% la producción, de la planta de Río Grande son 365 toneladas métricas por día ¿Que se hace con el GLP? El 63% se va al mercado interno y solamente el 27% se va la exportación”, aseguró.

En ese sentido, expresó que no se puede recuperar la inversión, el costo total de la planta, considerando el nivel de producción actual.

“Por ello la paralización del proyecto de la planta Petroquímica en el Chaco no puede considerarse un ahorro porque no se invertirá los 2.200 millones de dólares en esta obra, sino que hay que pensar que ya se gastaron 700 millones de dólares para tener la materia prima para esta planta”, lamentó.

Por ello dijo que el argumento de que las exportaciones de Bolivia cubrirán la producción de la Planta Separadora no es real, dado que, según los datos oficiales obtenidos, los niveles de exportación aún son muy bajos.

“Bolivia exportó 4.8 millones de dólares por venta de GLP el año 2013, 26 millones el año 2014, 40 millones de dólares el año 2015 y el año 2017, 25 millones de dólares en exportación.  ¿A dónde exportamos? Exportamos gran cantidad a la Argentina y al Perú”, refirió.

Peralta se preguntó si exportando una media de 25 millones de dólares anuales se podría recuperar los 700 millones de dólares invertidos en la construcción de la Planta.

“Como país, hay muchísimas preguntas que a partir del anuncio del gobierno se han suscitado”, puntualizó.

Finalmente pidió a la Brigada Parlamentaria, a la Asamblea de Tarija y al ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, una reunión para encontrar una salida alternativa como las alianzas público-privadas.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;