Familia de taxista asesinado denuncia a fiscal por dejadez

IGOR GUZMÁN/TINTA ROJA

Roberta Coruaga, esposa de Teófilo Carrasco, quien fue asesinado por “auteros”, denunció a la fiscal de materia Shirley Campos por el rechazo de la denuncia de desaparición de su marido; así mismo, lamentó que la misma funcionaria haya aprehendido el lunes a sus dos cuñados, quienes castigaron a golpes a uno de los presuntos autores que iba a ser cautelado ante un juez.

La joven madre, en inmediaciones del edificio del Tribunal de Justicia, exigió que Campos sea sancionada porque no actuó a tiempo para buscar a su marido, quien fue asesinado en la madrugada del viernes, presuntamente, por Wilmer Aiza y otros, quienes luego se llevaron las pertenencias del chofer y el motorizado con que trabajaba como taxista.

“La doctora no hizo nada ese momento, cuando puse la denuncia me rechazó, me dijo que estaba fuera de horario y que su turno terminó (…), si ella me hacía caso, quizás hubiera encontrado aunque herido a mi marido, ahora ella misma aprehendió a mis cuñados, que se encontraban muy adoloridos por lo que hicieron con mi esposo, no es justo que el maleante tenga abogado y yo tenga que contratar”, lamentó.

Coruaga también exige que se libere a sus familiares, quienes fueron denunciados por estorbar las funciones de los policías el lunes cuando Aiza iba a ser cautelado. Este informe lo dio a conocer el fiscal departamental del Ministerio Público, Carlos Oblitas, quien agregó que se solicitará las medidas sustitutivas.

“El imputado por el delito de asesinato del chofer de taxi debía ser cautelado a las 09:00 de la mañana, no se instaló por una agresión que hicieron familiares de la víctima, se generó daños a dos policías con lesiones leves (…), se aprehendió a estas dos personas, y no amerita una medida mayor”, aclaró.

Aprehensión y detención

Aiza fue aprehendido por el técnico de la División de Accidentes de Tránsito, suboficial Aguilar, según indica un reporte policial, en el que señala qua alrededor de las 11:40 del viernes 9 de marzo sucedió una colisión por alcance en la avenida Circunvalación, casi Froilán Tejerina.

“El sospechoso es natural de San Andrés, conducía una vagoneta color guinda con aliento alcohólico, colisiona violentamente en la parte posterior de un motorizado de color verde, y por el impacto que recibe en la parte posterior va a colisionar contra otro coche de color blanco”, detalló.

Aiza fue conducido hasta celdas de la Estación Policial Integral (EPI) del barrio Los Chapacos, y ahí los policías le cuestionaron sobre el motorizado, el sindicado entonces respondió que no era el propietario.

“El personal policial, a la cabeza del suboficial Aguilar, se dirigió a verificar algún documento dentro del motorizado (…), es ahí donde se encuentra datos del dueño verdadero, se comunicaron con la esposa, quien les dijo que era su esposo Teófilo y que estaba desaparecido”, aseguró.

El aprehendido, quien fue cautelado y detenido preventivamente, aseguró que participó con otro sujeto, con quien hicieron varar en la ciudad de Tarija al taxista y lo condujeron hasta Guerrahuayco, donde lo golpearon con puños, patadas y un objeto contundente, con el cual lo mataron provocándole un traumatismo encéfalo craneano (TEC) grave y trauma facial.

El cuerpo fue encontrado el sábado en la tarde y entregado a su esposa, quien ahora exige la aprehensión de otros autores, los que causan terror en esta ciudad.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;