Mata a taxista y lo atrapan en colisión de vehículo robado

https://i0.wp.com/andaluztarija.com/wp-content/uploads/2018/03/1-El-momento-de-la-aprehensión.jpg?w=800IGOR GUZMÁN/TINTA ROJA

Teófilo Carrasco había desaparecido el jueves pasado, luego de salir a trabajar como taxista en su vagoneta, por lo que su familia puso la denuncia en la Policía Boliviana, que en la investigación de una triple colisión ocurrida a la altura de la torre Petrolera en la noche del viernes descubrió que uno de los vehículos protagonistas pertenecía al buscado, pero era conducido por otra persona.

“Se puso a conocimiento por parte de su esposa la desaparición de este taxista de 34 años que salió a trabajar en su vagoneta marca Toyota Ipsum con placa de control 2218-CTG , y no retornó nunca más a su domicilio (…), desde ese momento, además, el teléfono de la víctima se encontraba apagado”, señaló un informante.

La Policía entonces realizó varios rastrillajes por la ciudad, asimismo los accesos y salidas del departamento para hallar el motorizado, sin encontrar ningún resultado. Sin embargo, cuando el personal del Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (Daci) conoció sobre un triple colisión entre tres motorizados a la altura de la torres Petrolera, encontró al vehículo.

“El protagonista era el motorizado desaparecido y estaba siendo conducido por Wilmer Aiza Flores, quien fue aprehendido por conducción peligrosa (…), él no era el dueño, el motorizado le pertenecía a la víctima, por lo que lo es sospechoso del asesinato y robo agravado, además de que existen otros autores”, aseguró.

De acuerdo a lo informado de manera preliminar por fuentes policiales, en la División Homicidios y Personas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), se presentó un caso de asesinato y robo agravado, el que es investigado a la cabeza del sargento segundo Juan Carlos Cruz Reyes, quien aprehendió a uno de los sospechosos.

A partir de este momento, la Felcc realizó varios operativos y encontró en horas de la tarde a Carrasco ya sin vida en un costado del camino de Guerrahuayco, cuyo cuerpo presentaba múltiples lesiones, como una herida contusa de 15 centímetros en el cráneo, hundimiento en la región occipital, lado izquierdo, de 10 centímetros en forma estrella.

“Alrededor de las 17:45, es llevado a la morgue del hospital San Juan de Dios, donde la forense determinó que la causa de muerte fue por un traumatismo encéfalo craneano grave y trauma facial, debido a los golpes que le dieron los asesinos (…), la data de muerte es de 24 a 30 horas, el cuerpo estaba a temperatura corporal frío al tacto”, aseveró.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;