La inflación en Tarija es la más alta a nivel nacional, con 17 puntos por encima de la media

MARIELA QUIROGA

El especialista en economía Gabriel Gaite advirtió que la inflación de Tarija es la más alta de Bolivia, y que se ha mantenido por encima de los demás departamentos del país a lo largo de los últimos 10 años.

Hasta noviembre del año 2017, el incremento acumulado de precios de alimentos y bebidas consumidas en el hogar en Tarija fue del 22,8 por ciento, superior a la nacional (2,85 por ciento), pero además es la más alta de todos los departamentos, según muestra un boletín de la Fundación Jubileo en base a los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La meta promedio nacional de inflación fijada para el 2017 es de 5 por ciento, pero en Tarija se situó en más de 17 puntos porcentuales por encima de eso.

“La inflación históricamente, de los últimos 10 años, en el departamento de Tarija es la inflación más alta de Bolivia. La inflación generalmente se da cuando hay un desequilibrio entre la oferta y la demanda, cuando la demanda supera la oferta entonces presiona sobre los precios tanto de bienes como de servicios, entonces los precios van subiendo”, explicó Gaite.

Dijo que esta tendencia refleja por un lado algo negativo y por otro algo positivo dentro de la economía del departamento.

“Eso puede deberse a una parte positiva y otra negativa. Es negativa desde el punto de vista del consumidor, todos notamos que el costo de vida en Tarija es caro, pero también muestra de alguna manera la dinámica de la economía tarijeña. Es decir, de pronto en Tarija por una serie de circunstancias, evolución, potencial, etcétera, se ha logrado generar una demanda interesante y esa demanda está presionando sobre el nivel de precios, esto se mide a través del índice de precios al consumidor, de la que que genera información permanente el INE”, aseveró.

Gaite opina que para contrarrestar los efectos de la inflación debe haber una mayor producción para satisfacer los requerimientos de la población.

“Se tiene que producir más, sobre todos los alimentos básicos de los que vive la población, la gente que va al mercado necesita una buena oferta de los productos que requieren comprar para alimentar a su familia en el día a día. Es un tema que se tiene que trabajar, el Prosol tiene que apuntar a esto. Lamentablemente el Prosol no ha funcionado y hay que empezar a rediseñar el programa para que genere un aumento de la producción, eso es todo lo que se puede hacer”, aseguró.

Sin embargo, reconoció que pese a que la inflación de Tarija es la más alta del país no es una situación de revista demasiada gravedad como en otros países, o como lo que sucede en Argentina.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;