Terrenos de cultivo afectados por la riada en Yunchará tardarán unos 5 años en recuperarse

La pasada semana una riada afectó el municipio de Yunchará y de Camargo afectando principalmente los cultivos de los pobladores.

Luego de una evaluación realizada en el lugar se supo que 204 familias de 11 comunidades del municipio de Yunchará resultaron afectadas por la pérdida del total de sus cultivos.

“Han sido afectadas 204 familias de 11 comunidades, en esta área se ha perdido 230 hectáreas que han sido afectadas y estamos hablando de la pérdida en dinero de 9 millones de bolivianos”, dijo Leoncio Farfán Flores, ejecutivo de la Subcentral de Campesinos de Yunchará.

Una de las principales preocupaciones, según dijo el dirigente es que las tierras quedan inutilizables para la producción, y el proceso de recuperación de estas tierras lleva cerca de cinco años.

“Cuando llega la riada trae arena y el terreno queda infértil, para habilitar tenemos que poner alfalfa y para recuperar es un proceso, un lapso de tiempo. Vemos que de las riadas del 2012-2013 recién nos estamos recuperando y ahora ha llegado otra riada”, lamentó.

Dijo que esa es una de las razones por las que los pobladores de Yunchará piensan en emigrar del campo a la ciudad, por lo que buscan reunirse con la Gobernación para ver qué tipo de ayuda se podría brindar al municipio de Yunchará, como un plan de empleo urgente, para evitar la migración de los campesinos de la zona.

Al margen de ello también realizan gestiones para reunirse con autoridades tanto departamentales como nacionales tomando en cuenta que el Río San Juan del Oro pasa por tres departamentos: Potosí, Chuquisaca y Tarija, lo que convierte esta emergencia en algo nacional.

“Los servicios básicos corren por cuenta del Municipio que ya lo está haciendo, pero en el tema de caminos es por parte de la Gobernación a quienes pedimos que puedan habilitar los caminos que han sido afectados, y también ver la ayuda de competencia nacional porque el río es interdepartamental, en ese sentido corresponde hacer un manejo de cuencas en el río San Juan del Oro, para que ya no afecte de aquí a futuro”, expresó.

Campaña de solidaridad

Farfán refirió que han instalado un punto de recepción de donativos para las familias afectadas en la zona del mercado Campesino en las oficinas del Crama.

“Una vez que pasó la riada, las familias han perdido la producción al 100%. Eso es algo muy preocupante, por esa misma razón estamos realizando una campaña para poder recolectar víveres para la gente que ha sido afectada. Las personas pueden dejar sus donativos en las oficinas del Crama, en el Mercado Campesino, dónde pueden buscar al ejecutivo de la Central de Campesinos, Agustín Cazón”, puntualizó.


MARIELA QUIROGA/ANDALUZ

.

Deja un comentario

. . . . . .
;