Inspeccionan presas de Caigua y Chimeo y recomiendan drenar el agua

Al promediar el medio día, el gobernador regional José Quecaña y las autoridades de la jurisdicción de Villa Montes hicieron un recorrido por las presas Caigua y Chimeo, con el propósito de evidenciar la posibilidad de un posible colapso de los diques de contención de agua.

 

Concluida la inspección, el ejecutivo regional del Villa Montes, Robert Ruiz, explicó que el Comité de Operaciones de Emergencias, articula las acciones que desarrollan las diferentes instituciones con el fin de reducir los riesgos para la población, frente a posibles contingencias de desastres naturales por las lluvias.

 

En la presa Caigua, el volumen del agua superó la altura del dique y está en curso una corriente de líquido sobrante que llega solo hasta los caminos vecinales, sin afectar a ninguna comunidad; por lo que la comisión de autoridades pide dejar de alarmar a la población con publicaciones en las redes sociales.

 

Por otro lado, si bien en la presa Chimeo el nivel de las aguas subieron en gran magnitud, no presenta riesgo de colapso pero si tiene una fisura por donde filtra agua, no obstante, un equipo técnico especializado realizó los análisis y la recomendación de drenaje bajo el monitoreo controlado en forma permanentemente.

 

En ese sentido, aunque la mayor preocupación es la presa en construcción Caiguamí – Chimeo, de acuerdo al informe presentado por los técnicos el riesgo de colapso hasta el momento no ha avanzado; no obstante amerita la acción inmediata de drenaje para bajar el caudal acumulado.

 

El Gobernador explicó que sostuvieron una reunión entre autoridades con el propósito de definir las acciones a tomar ante la emergencia. “De acuerdo al informe de los expertos, se recomienda el traslado de las familias que pueden ser afectas”, complementó la autoridad.

 

Así, solo por razones de seguridad, considerando las recomendaciones de los especialistas de la Entidad Ejecutora de Medio Ambiente y Agua y la empresa constructora, se procederán a la evacuación de las familias que viven en las riberas de la quebrada Caiguamí.

 

La generación de un drenaje en la presa, aumentará el río en la quebrada, por lo que, en atención a ese requerimiento, programarán un traslado ordenado y planificado de las familias a un albergue de forma temporal y una vez que pase el peligro, podrán retornar al medio en que viven.

 

En la presa Caigua, el volumen del agua superó la altura del dique y está en curso una corriente de líquido sobrante que llega solo hasta los caminos vecinales, sin afectar a ninguna comunidad; por lo que la comisión de autoridades pide dejar de alarmar a la población con publicaciones en las redes sociales.


REDACCIÓN CENTRAL/VILLA MONTES

Deja un comentario