El difícil camino que recorren los hijos de víctimas de feminicidios

A pesar el esfuerzo de diversas instancias e instituciones que luchan para frenar la violencia hacia la mujer los casos de feminicidio persisten si no se pone un alto a tiempo, teniendo como detonante la muerte de mujeres de las cuales muchas son madres que por no poder salir de aquella relación tormentosa y dañina, dejaron a sus hijos en orfandad.

“Nosotros intervenimos una vez que el caso esta instutionalizado, antes de tal institución quienes actúan son las defensorías, cuando ocurren este tipo de casos de deshumanidad siempre hay niños que quedan de por medio y siempre son ellos los que sufren y pagan las consecuencias ya que si bien es una cuestión de adultos, resulta que a quienes les afecta más fuerte es a los niños”, dijo Polo.

Polo subrayó que tras hecho las defensorías actual con sus diferentes equipos de contención viendo la posibilidad de que algún familiar del menor pueda hacerse cargo, por lo que se hace la valoración correspondiente para ver si realmente ellos pueden quedarse con alguno de sus familiares consanguíneos, caso contrario al no existir este tipo de familia o ser una familia tóxica lo que hace la justicia es institucionalizar a estos niños y remitirlos a uno de los centros del SEDEGES.

“Ahí es cuando nosotros nos hacemos cargo de ellos, vemos el tema legal si efectivamente no podrán salir estos niños con su familia de origen o la familia ampliada, lo que buscamos es trabajar en lo que vendría a ser la adopción. Estos son los procesos mediante los que nosotros trabajamos con estos niños que se encuentran en una situación de orfandad ya sea por un feminicidio o por otras causas”, dijo Polo.

Polo resaltó que se trabaja arduamente en que no se institucionalice al menor, porque no es lo mejor, a su vez enfatizó que de manera permanente el SEDEGES trabaja con este tipo de casos por lo que en varias oportunidades intervinieron en apoyar a los equipos de las defensorías para hacer la contención necesaria.

“El único municipio con los equipos más completos seria Cercado, en los otros municipios las defensorías solo tienen un personal, entonces se les hace insuficiente poder hacer un trabajo técnico profesional con los niños y con la familia en su conjunto para poder brindarles un apoyo que les pueda ser de buen beneficio para ellos, ahí acudimos con nuestra unidad de prevención para trabajar con ellos y hacer contención, pero si vemos que aquello no resulta, los niños llegan a nuestra institución y salen”, dijo Polo.

De esta manera explicó que en este momento no tienen niños ni niñas que estén en situación de orfandad en los hogares del SEDEGES, porque por lo general la familia es quien se hace cargo de estos niños que tuvieron la desgracia de quedar en orfandad.

La responsable de la Unidad del Servicio Legal Integral Municipal (Slim), Karina Flores, mencionó que a partir de la gestión 2015, siendo la atención a población vulnerable una prioridad para el municipio de Cercado a través del licenciado Rodrigo Paz, se crea la Secretaria de la Mujer y la Familia única en su tipo hasta la fecha, fortalecida por dos direcciones, unidades y programas.

Una de estas unidades es el Slim, que brinda atención multidisciplinaria gratuita a las mujeres que sufren violencia en razón de género, Flores informó que durante la gestión 2017 no atendieron ningún caso de feminicidio, pero lograron que se dicten sentencias condenatorias con treinta años de cárcel para dos casos de la gestión 2015.

“Uno de ellos es el caso de Los Ceibos y el otro es el de Olga Solano, en el de Los Ceibos la situación era muy difícil porque era la madre la que realizaba la atención y estaba al cuidado de su pequeño hijo, el niño se encuentra actualmente bajo la guarda  de la abuela materna, quien es la que está bajo su cuidado y custodia, por la situación traumática para los niños es muy difícil, porque es realmente irreparable su perdida y asimismo su desarrollo personal y emocional es muy complejo”, dijo Flores.

Por lo tanto en pro de los niños que quedan en orfandad a raíz de este tipo de casos como este en particular se ha coordinado con la Defensoría de la Niñez del municipio de Santa Cruz porque el menor se encontraba en este lugar para que se realicen las actuaciones necesarias.

“Durante la gestión 2017, como unidad del Slim hemos atendido a mujeres que han acudido a nuestro servicio tanto en lo que viene a ser el Mercado La Loma, como la EPI del barrio Lourdes y la EPI del barrio Senac a 1602 mujeres, no solamente hemos realizado esta atención si no también, hemos realizado la atención de los otros casos en los que las mujeres acudieron a la FELCV o al Ministerio Público, de esos casos son 1085, teniendo un total de más de 2000 mil casos atendidos”, dijo Flores.

Flores acotó que en el municipio de Tarija y en el departamento en general, es el único Slim que esta fortalecido con cinco equipos multidisciplinarios que realizan atención especializada en casos de violencia  en razón de género y a victimas mujeres.

“En los otros municipios, no se cuenta con este personal capacitado, como tampoco en las otras instancias que establece la ley como son la FELCV que debería contar con sus propios equipos multidisciplinarios para dar esa atención con calidad e inmediatez evitando al revictimización,de la misma forma el Ministerio Público no cuenta con equipos multidisciplinarios, por lo que todos los casos los estamos atendiendo nosotros a través de nuestros equipos, además de las 1602 casos de victimas que ya vienen de manera directa a nuestro servicio”, dijo Flores.

Para finalizar la representante dio a conocer que en de menores que sufren la perdida de la madre a raíz de un hecho de feminicidio, por la vulnerabilidad de la situación prestan una atención integral y coordinada, e inmediatamente conoce el hecho el Slim lo pasa a la defensoría.

Los feminicidios no terminan tan solo con la vida de la mujer, el daño dentro de ese círculo de violencia queda permanentemente en quienes estuvieron conviviendo cerca del agresor, y tal como comentaron las fuentes entrevistadas en estos casos quienes tienen las secuelas más difíciles de sanar son los niños, que en el peor de los casos llegan a quedar huérfanos.

El caso más reciente de feminicidio es el de Carmen de 33 años de edad, quien fue asesinada por su pareja  el pasado 16 de enero el cual  la golpeo hasta destrozarle el cráneo, dejando en orfandad a cinco niños, por consiguiente el colectivo de protesta contra la violencia hacia las mujeres y su consecuencia más grave y visible, el feminicidio en la Plaza Luis de Fuentes y Vargas, clamo justicia por todas aquellas victimas que quedaron sin voz.

Yo soy mi primer amor, es un programa de prevención contra la violencia hacia la mujer establecido a nivel nacional, el mismo es denominado como la gran marea fuxia que se expande constantemente sin medir fronteras en los diferentes departamentos de Bolivia y se encuentra encabezado por su directora Maricruz Ribera.

“Es lamentable y muy doloroso pensar como madre y mujer que haya niños a los que se les ha privado el poder crecer al lado de su madre, perder el amor más grande del mundo y el sentirse desprotegido y más triste es que aún hayan mujeres que viven una situación de riesgo sabiendo que como pareja tiene a una persona, golpeadora, manipuladora, violenta que sabemos que no cambiará. Tenemos que saber identificar una situación de riesgo, el amor no duele, el amor tiene que valer la alegría y no la pena, es algo tan importante que nos lo tenemos que grabar”, dijo la representante de Yo soy mi primer amor en Tarija, Paola Baldivieso.

Baldivieso recomendó que no importan los años que uno tenga, hay que aprender a pedir ayuda, conocer nuestra fuerza interna y saber que todo pasará al alejarse de ese círculo violento las mujeres podrán empezar una nueva vida sin que nadie la maltrate enseñándoles a los hijos que el amor propio empieza por uno mismo.


María José Oliva Grimalt

Deja un comentario