Observatorio busca reactivar cooperación con el gobierno de Rusia

El embajador de la Federación de Rusia en nuestro país, Vladimir Sprinchan, se halla en la ciudad de Tarija coordinando posibles acuerdos y cooperación en temas de cultura, turismo, ciencia y tecnología con el municipio de Cercado.

Sprinchan se reunió con el director del Observatorio Astronómico Nacional de Santa Ana, Rodolfo Zalles, para evaluar el trabajo que vienen realizando y analizar una posible reactivación de la cooperación que recibía el observatorio hasta el año 1990.

Zalles recordó que el Observatorio de Santa Ana se logró construir y equipar en su totalidad gracias a la cooperación de la ex Unión Soviética y posteriormente Rusia.

“Ellos nos han provisto de todo, equipamiento, las construcciones civiles, el personal técnico y científico de Rusia y también teníamos personal de Bolivia. Todo estaba a cargo de ellos, o sea que era una cooperación bastante amplia en lo que se refiere a lo técnico científico y económico”, recordó.

Por su parte, el embajador explicó que les interesa la reactivación de la cooperación al Observatorio para poder explorar el cosmos desde un lugar al que no tienen acceso en su país.

“En Tarija nosotros tenemos un proyecto bilateral con una historia grande y gloriosa del observatorio de Santa Ana, es un proyecto del tiempo soviético, pero ahora por parte de Rusia es muy interesante desarrollar y promover una próxima colaboración científica. El Observatorio se encuentra en un lugar que nosotros no tenemos en Rusia, para observar el cosmos que es de interés para la ciencia”, argumentó.

El director del Observatorio indicó que luego que cesó la cooperación rusa, buscaron apoyo de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho, de Codetar (en ese tiempo), luego de la Prefectura y de la Gobernación actualmente.

“Hubo un corte después del año 90, desde ese año hay ausencia de la cooperación rusa, y lo que se quiere ahora es reactivar esa cooperación”, recordó Zalles.

Zalles enfatizó que si se logra una reactivación de la cooperación sería básicamente para realizar trabajos conjuntos, específicos, en periodos cortos.

“Antes teníamos astrónomos que venían por años, se quedaban dos, tres años con su familia, pero sabemos a lo largo del trabajo de estos años que no todos los meses son buenos para observar. Se van a hacer trabajos cortos, por ejemplo, los meses de invierno son los mejores para llevar a cabo observaciones en nuestro observatorio, esos van a ser los meses en los cuales pueden llegar los científicos rusos y trabajar con nosotros en alguna observación conjunta, que sea de beneficio para ambos países”, aseveró.

Explicó que el embajador de la Federación de Rusia en nuestro país, Vladimir Sprinchan, asumió su cargo recientemente, en octubre del pasado año, por lo que una de las razones de su visita a la ciudad de Tarija responde precisamente a la necesidad de ver y evaluar el trabajo que actualmente realizan los responsables del observatorio y comunicar eso a la Cancillería de su país para analizar una posible reactivación de la cooperación mutua en el tema científico y tecnológico.

“Lo que se quiere ahora es rediseñar esa cooperación, el embajador va transmitir a su Gobierno de que el observatorio está en buenas condiciones y la propuesta nuestra de seguir trabajando de forma conjunta en lo que se refiere a las observaciones astronómicas con fines científicos en el hemisferio sur”, detalló.

Zalles se mostró optimista en cuanto a la reanudación de la cooperación remarcando que si bien esta no será de tipo económico será muy importante en tema técnico y científico.

“Al conseguir un apoyo técnico y científico es para nosotros muy beneficioso y satisfactorio”, agregó.

De la misma manera Sprinchan desestimó que pueda existir una cooperación económica para el observatorio por parte de su país.

“Se habla de una cooperación entre los organismos científicos para realizar proyectos científicos. Tanto en Rusia como en Bolivia la ciencia necesita dinero por parte de sus Gobiernos. Nosotros no podemos hablar sobre una cooperación entre los organismos científicos sin el apoyo de los gobiernos”, aseveró el diplomático.

Problemas económicos

El Observatorio Astronómico de Santa Ana arrastra problemas económicos desde la desaparición de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1991 que lo solventaba, a través de su Academia de Ciencias.

Rodolfo Zalles explicó que el Observatorio pasó a depender del Tesoro General de la Nación (TGN) que no cumplía con la transferencia de los recursos económicos, pese a existir una Ley. Posteriormente el gobierno central delegó esa obligación a la Prefectura del departamento que también tuvo dificultades para cubrir su manutención, similar situación se presentó con la actual Gobernación de Tarija.

Vale decir, que desde que cesó la cooperación de la ex Unión Soviética, el Observatorio ha tenido muchas dificultades para mantenerse en funcionamiento situación que llegó a extremos en julio de 2012 y de 2017 cuando por falta de recursos hubo el anuncio del cierre de la infraestructura como medida de protesta.

Zalles espera que con los posibles acuerdos a los que lleguen con la embajada rusa tanto la UAJMS como la Gobernación comprendan la importancia real del observatorio que tenemos en el departamento de Tarija.

“Seguiremos insistiendo ante la Gobernación para que los recursos que destinan al funcionamiento y mantenimiento del Observatorio sean más regulares, y que, al ampliar nuestros campos de observación, y también en el campo de la cultura y el turismo, que la Gobernación pueda comprender la importancia del observatorio y aportar y aumentar los aportes que realizan hasta la fecha”, añadió.

Turismo y cultura

El embajador dijo que se reunió con el alcalde de Cercado, Rodrigo Paz, para analizar posibles proyectos en el ámbito de la cultura, el turismo y la ciencia.

“Aquí en Tarija yo me encuentro para contactarme con la jefatura del municipio, con el alcalde, para analizar unos posibles proyectos en la esfera de la cultura, del turismo y de la ciencia”, enfatizó.

Sprinchan destacó que Tarija tiene muchas condiciones que la hacen atractiva para el turismo y que la diferencia de las demás ciudades de Bolivia.

“Tarija es diferente a otros lugares de Bolivia, la naturaleza, las viñas, las bodegas, la cultura es muy diferente a la de otros departamentos. Por eso con el señor alcalde hemos analizado posibilidades de intercambio cultural, y de posibilidades turísticas para ciudadanos rusos”, dijo.

Reconoció sin embargo que la enorme distancia que existe para llegar a Bolivia sería una limitante para los posibles turistas rusos.

 

La cooperación rusa en el tema nuclear

El embajador ruso se refirió al tema de cooperación de su país hacia Bolivia en distintos temas como los proyectos de energía a través de Gazprom, los proyectos de emplazamiento de una planta nuclear en El Alto y en Tarija en el área de la cultura, turismo y ciencia.

“La tarea principal es poder desarrollar y ampliar contactos y colaboración entre nuestros países en varias esferas. Nosotros ahora tenemos proyectos de energía con la empresa Gazprom, tenemos un proyecto para construir un centro científico nuclear para los objetivos de medicina y agricultura en El Alto”, mencionó.

Se prevé que la construcción de la planta nuclear en la ciudad de El Alto inicie en esta gestión y su conclusión se prevé para el año 2021.

“Ahora se están preparando equipos de especialistas de Rusia que tienen que ir venir a Bolivia para empezar a capacitar especialistas bolivianos y trabajar en la preparación de personal para este centro científico”, concluyó.


MARIELA QUIROGA

.

Deja un comentario

. . . . . .
;