La Iglesia venezolana alertó sobre un posible estallido social tras los recientes saqueos

Diego Padrón, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), consideró que los últimos acontecimientos “son un aviso” para el régimen de Nicolás Maduro. Pidió, además, “un acuerdo creíble” en el marco de las negociaciones entre el chavismo y la oposición.

Tras los recientes saqueos que se produjeron en diferentes regiones, el jefe de la Iglesia Católica venezolana, monseñor Diego Padrón, alertó sobre un posible estallido social ante la alarmante falta de alimentos en el país.

Padrón instaló este domingo la conferencia nacional de obispos. En su discurso, pidió respeto a la propiedad privada, en referencia a los saqueos de los últimos días.

“En los últimos días, las protestas contra el Gobierno por la falta de comida, de medicinas y de gasolina están las tres de alguna manera conectadas y son un aviso, un alerta, un llamado a que tengamos en cuenta que puede saltarse una convulsión social muy fuerte y el llamado que hacemos es que los venezolanos respetemos la propiedad ajena y los principios de la persona humana”, advirtió el presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV).

Los saqueos se han registrado en los últimos días en varias regiones del país, dejando comercios destruidos y más de 40 personas detenidas. La tensión aumentó luego de que el régimen de Nicolás Maduro ordenara a unas 26 cadenas de supermercados bajar los precios de algunos productos de consumo.

Padrón también hizo referencia a la crítica situación económica del país, agudizada por la hiperinflación y el desabastecimiento de alimentos y medicinas, y al proceso de diálogo entre la oposición y el chavismo.

“(Estas) son unas de las navidades más tristes de la reciente historia de Venezuela. Es verdad que no traemos tristeza porque cada uno de nosotros la dejó en su mesa de noche, pero en las visitas en las comunidades vemos la angustia y el clamor de la gente por pan y remedios. Traemos fe y esperanza en el poder salvador de Dios, palabra de consuelo y proyecto de solidaridad para nuestro pueblo”, señaló.

Asimismo, abogó por un “acuerdo creíble” en las negociaciones que se retomarán el jueves y viernes próximos en República Dominicana.

No obstante, mostró reservas al considerar que la población “no tiene confianza ni en los actores ni en la claridad de los objetivos” de esas conversaciones.

Por su parte, aseguró que el papa Francisco “sigue con preocupación los acontecimientos de Venezuela”.


Caracas/Agencias

Deja un comentario

. . . . . .
;