Distribución de fondos y cargos “estatizaron” a las organizaciones populares

Representantes de organizaciones sociales y analista político critican que el Gobierno haya controlado a la mayoría de los movimientos populares mediante el manejo de recursos económicos y la otorgación de cargos públicos. Asimismo sostienen que prácticamente no existe una diferencia de fondo entre la oposición y el oficialismo, puesto que ambos utilizarían las mismas estrategias para conquistar y controlar a los grupos sociales organizados, un ejemplo de ellos Tarija.

“El partido de gobierno ha aprovechado hasta la última instancia su capacidad de control del Estado para soldar una unión  muy firme con las cabezas de las principales organizaciones sociales del país y estas son principalmente campesinas”, dijo el analista político, Roger Cortez

Cortez agregó que esta capacidad de control se amplió a otras representaciones populares a través de dos recursos  principales, uno de ellos el uso discrecional de fondos que se descubrió que gran parte de los recursos, que todavía no está cuantificado de acuerdo a las auditorías y al proceso de seguimiento técnico de la distribución y forma en que se utilizaron.

Asimismo, Cortez mencionó que otra forma de estatización fue a través de candidaturas y el nombramiento de cargos dentro del Estado, ello ha permitido que los movimientos sociales conformen la burocracia estatal.

Estos dos recursos en el departamento de Tarija sirvieron al Gobierno para alterar la relación de fuerzas que inicialmente le era desfavorable, refirió Cortez.

“Lo que más llama la atención en Tarija, es que es el ejemplo perfecto de que todo lo que se le achaca al Gobierno, lo ha hecho también su oposición, porque  antes que el Gobierno se apropiara de la Gobernación hemos tenido unos años de gobierno opositor que ha apelado, de acuerdo a todos los datos que se han hecho públicos, a los mismo recursos de apropiación privada de fondos públicos, a las mismas prácticas”, manifestó.

Por lo que explicó que la experiencia de buscar clientelas políticas y apoyos ficticios en el departamento chapaco devela que no existe una separación estratégica de fondo entre la oposición y el oficialismo.

La dirigente estudiantil de la ciudad de El Alto, Varinia manifestó que el apoyo desde el Estado es mínimo, sin embargo, contó que no faltaron partidos políticos que ofrecieron auspiciar algunas actividades de la organización juvenil a cambio de apoyo político.

Sostuvo que el planteamiento de su organización es ejercer sus derechos políticos, pero sin partidos políticos, a pesar de ello refirió que dentro de su organización respetan a quienes se identifican políticamente con algún partido, sin embargo, no está permitido que lo hagan a nombre de la organización puesto que consideran importante mantener la independencia.

Por su parte, la autoridad originaria de la frontera potosina, Edmundo Nina manifestó que son independientes de alguna influencia del Gobierno, pero observó que no ocurre tal situación con algunas organizaciones sociales campesinas, pues son quienes reciben más apoyo económico.

La autoridad criticó que el apoyo incondicional de algunas organizaciones sociales al Gobierno tiene que ver con la búsqueda de un cargo político ya que dijo: “Solamente se están peleando por obtener o por llegar a algún cargo jerárquico, para ser concejal, para ser alcalde, para ser diputados, vemos que nuestros representantes siempre están llegando de esas organizaciones y nosotros a veces no conocemos, llegan las elecciones y aparece el nombre del candidato”.


Giovana Cruz Villca

Deja un comentario