Médicos en Tarija le dicen al Gobierno que “no hay nada que negociar”

Tras quinto día de paro, médicos y profesionales de la rama de la salud determinaron desarrollar la segunda marcha de mandiles blancos el día de hoy en pedido de la anulación del artículo 205 que penaliza la mala práctica en el proyecto del Código del Sistema Penal, además no descartan desconocer a la dirigencia nacional en caso de negociar alguna modificación de dicho artículo. No obstante desde el servicio de Emergencias del Hospital Regional San Juan de Dios la demanda de atención es masiva por parte de la población.

Luego de declararse en sesión permanente y estado de emergencia, la mañana del lunes se reunió en asamblea el Comité Departamental de Salud (CODESA) en el que por más de dos horas debatieron la propuesta del Consejo Médico Nacional, que plantea una modificación del cuestionado artículo del proyecto normativo penal, pero fue rechazada pues agregaron que “no hay nada que negociar”, explicó el presidente del Colegio Médico, Juan Carlos Oquendo Herrera..

“Los profesionales decidieron ratificar el rechazo al artículo 205 del nuevo Código Penal y exigimos su eliminación del nuevo Código”, dijo Oquendo Herrera, acotando que entre las otras exigencias ratificadas son el rechazo y abrogación inmediata del Decreto Supremo N° 3385 que crea la Autoridad de Fiscalización y Control de Sistema Nacional de Salud, instancia destinada a fiscalizar el trabajo médico y que según este sector viola la Constitución Política del Estado.

Asimismo, declaró que el día de hoy desarrollará una marcha de mandiles blancos en horas de la mañana que partirá desde el frontis del Servicio Departamental de Salud por lo que aseveró como representación tarijeña que no aceptarán ninguna negociación entre el gobierno nacional y la dirigencia que representa a este sector, en  caso contario anunció que el sector de salud en Tarija desconocerá todas las decisiones asumidas.

Por su parte, el representante del Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública (Sirmes), Ever Salazar  del Hospital Regional San Juan de Dios, también manifestó que efectivamente están asumiendo un paro de brazos caídos, pero indicó que en base a un plan de organización realizado en asamblea reforzaron el servicio de Emergencias de dicho nosocomio con más personal, puesto que éste, a diferencia de los demás, es el que se encuentra atendiendo normalmente pero con masiva demanda de atención de la población.

Agregó que, “los médicos que están a cargo de las salas (de internación) no están en paro, porque tenemos pacientes internados, eso no se puede dejar de desatender, tampoco  las cirugías que ameritan de urgencia y obviamente los casos de emergencia”, por lo que no atienden consulta externa.

PACIENTES IMPOTENTES

“Yo quería que un médico internista me lo revise unos análisis y no hay, no sé hasta cuándo será”, dijo afligida una madre que se apersonó al hospital desde las 05.00 de la mañana para sacar una ficha acompañada de su hijo. Refirió que acudió al hospital desde el jueves, pero el personal le dijo que el médico al que ella buscaba se encontraba de vacación por lo que volvió el viernes pero no logró ser atendida, pues los médicos iniciaron desde las cero horas de ese día el paro indefinido de brazos caídos.

Un padre de familia que también se encontraba esperando en el hospital Regional San Juan de Dios manifestó que “aquí todos están en paro y la cuestión es que ni siquiera tratan de atender bien, ayer estaba desde las cuatro de la tarde hasta las ocho de la noche recién me lo han hecho la cirugía, prepotentes los doctores y todavía se enojan, es muy lamentable el servicio”, expresó añadiendo que varios médicos visitan a su hijo que se encuentra internado pero ninguno le explica cómo se encuentra.


Giovana Cruz Villca

Deja un comentario

. . . . . .
;