Adultos Mayores: la salud y la propiedad privada son los derechos más vulnerados

“Si se cumpliera lo que está escrito, aquí no estuviéramos reunidos los adultos mayores”

El Decimosexto Consejo Nacional de adultos mayores congregó aproximadamente a 140 adultos mayores de todo el país en el auditorio de la Central Obrera Departamental de Tarija durante dos días, en el que participan seis titulares de cada departamento y los demás son adscritos, teniendo Oruro y La Paz la mayor asistencia en el Consejo, siendo este último departamento la sede para el siguiente  evento en la próxima gestión.

El presidente de la Asociación Nacional de las Personas Adultas Mayores, Augusto Ledezma afirmó que, pese a la normativa vigente los índices de maltrato, despojo de bienes, abandono a adultos mayores “va subiendo cada día”. Lamentó los casos develados mediante los medios de prensa en el que adultos mayores intentaron ser enterrados vivos y otros encadenados en su domicilio por sus propios parientes.

“Vivimos en una sociedad insensible”, expresó, agregando que los derechos que más se vulneran son el derecho a la salud y el respeto a la propiedad, este último debido a los varios casos de despojo de bienes que sufren adultos mayores. Muchos de ellos se convierten en presa fácil de quienes buscan apropiarse de sus bienes, especialmente en el área rural, aseveró.

El derecho a la salud también es una de los derechos más vulnerados, según Ledezma, pues manifestó que en los hospitales no existen geriatras, médicos especialistas para tender a esta población, asimismo, los adultos mayores deben madrugar igual que cualquier otra persona si quieren ser atendidos en un centro hospitalario, ya que lamentó que debido a esa deficiencia se pierden muchas vidas.

La responsable nacional del Programa de Adultos Mayores de la Pastoral Caritas, Elizabeth Calisaya Mamani refirió que existen algunos vacíos legales, especialmente en casos en los que los adultos mayores sufren el abuso confianza cuando algunos hijos venden su propiedad y terminan engañándolos, en dichos casos los abuelos deben iniciar un proceso largo y con la preocupación fallecen en el camino.

“Hay hijos, me consta que les dejan (a los adultos mayores) como si fuera su negocio, les traen en un taxi y les vuelven a llevar cuando ya está anocheciendo y ese dinero no es para el adulto mayor”, narró Calisaya Mamani y agregó que mientras más dependencia económica existe por parte del adulto hacia la familia, mayor es el maltrato que recibe, situación que alarma puesto que el daño viene desde las personas más cercanas debido a la falta de tolerancia.

ADULTOS MAYORES EN INDIGENCIA

La delegada de la Defensoría de la Pueblo  en Tarija, Carola Romero aseveró que las denuncias sobre vulneración de derechos a las personas adultas mayores “es recurrente”, pues incluso algunos deciden salir a las calles de manera voluntaria debido al abandono de sus familiares, exponiéndose a una situación de riesgo para su vida.

A razón de este contexto Romero manifestó “esperemos que una de las iniciativas que surja de este encuentro nacional sea la atención específicamente a las personas adultas mayores en situación de calle y en situación de indigencia para poder precautelar este flagelo fundamental de uno de los sectores más vulnerables”.

Agregó que existe un crecimiento considerable de las personas adultas mayores que se encuentran en las calles de la ciudad, muchos de ellos pidiendo limosna, siendo que estimó que “si vemos en nuestras calles en una cuadra justamente encontramos a tres o cuatro personas en situación de mendicidad”.

MIGRACIÓN DE ADULTOS MAYORES

La Responsable Nacional del Programa de Adultos Mayores de la Pastoral, manifestó que el problema de indigencia en adultos mayores se incrementó, pues refirió que el fenómeno de la migración anteriormente era masivo en jóvenes, del campo a la ciudad, pero ahora,  arguyó que a nivel nacional los adultos mayores están migrando desde el área rural hacia las áreas periurbanas de las ciudades, muchos tratando de sustentarse con la venta de golosinas u otros con su renta dignidad.

La falta de operativización de las leyes en el país es una gran debilidad, ya que al no cumplirlas dejan vulnerables a las personas adultas mayores. La representante de Cáritas sostuvo que el derecho que se vulnera más es el derecho a vivir una vida digna con calidad y calidez humana, pese a que lo establece la Constitución Política del Estado y la Convención Interamericana de Derechos Humanos el cual fue ratificado por Bolivia en diciembre de la gestión pasada.


Giovana Cruz Villca

Deja un comentario

. . . . . .
;