Hoy despiden Motete, recordado por su lucha y el amor por su gente

Si hay una virtud con la que familiares y camaradas recuerdan a “Motete” es la honestidad, además de otras. El importante líder tarijeño del Frente Revolucionario de Izquierda (FRI), Oscar Zamora Medinacelli, quien falleció tras haber sufrido un accidente cerebro vascular el cual se complicó y afectó a sus riñones y consecuentemente causó un fallo general en su sistema. Su muerte se produjo la madrugada del viernes a 03.03 horas. Hoy a las 16.30 se desarrollará la misa de cuerpo presente en la Iglesia de San Roque y posteriormente despedirán sus restos mortales.

Desde muy joven Motete asumió un rol de líder en el colegio, posteriormente en la Universidad. “Él  ha tenido la fuerza y la fortaleza de la lucha por su país, por su patria, y por Tarija, porque amaba mucho, incluso la familia ha sido segunda parte, en relación a su vida, más era su tierra”, expresó su hija Marusca.

Representantes de diferentes instituciones y personalidades llegaron hasta la sede del FRI en el barrio tarijeño San Roque, donde se velan los restos mortales del recordado Motete con sus condolencias hacia la familia. El llanto de familiares y de quienes estuvieron cerca de él en vida no pudo contenerse.

CONOCIDO POR SU HONRADEZ

“Ha sido un hombre muy honrado“, dijo la hija de Motete en referencia a su labor como alcalde de Tarija, puesto que manifestó que como familia no conocieron cuestionamiento alguno sobre su gestión,  además, mencionó que era un hombre bastante comprometido con la gente por sobre los colores políticos.

La línea de trabajo que dejó Motete a sus camaradas, así lo refieren sus seguidores, es la de la honradez y la entrega por el bienestar de los demás, “al menos es la visión que yo he captado de él”, dijo la militante del FRI,  Sonia Cruz.

LO MÁS IMPORTANTE NIÑOS Y MUJERES

La hija de Motete recuerda que cuando su padre fue elegido Alcalde siempre velaba por los niños y la mujer, por lo que recordó que “Él decía que lo más importante, siempre, dentro de la lucha es la mujer”, siendo que el Frente que dirigía Motete tenía en su estructura a un grupo consolidado de mujeres, quienes atraían a toda su familia y sobre todo a sus niños, quienes eran querendones de Motete.

Sonia Cruz Galeano, quien desde sus 10 años asistía a las proclamaciones del  FRI y al verse motivada por el partido a sus 18 años se inscribió y fue militante del partido, hoy tras más de 20 años con lágrimas en los ojos despide a su camarada Motete.

También recordó que Motete siempre consultaba al grupo de mujeres “Las Comadres de Motete” de su partido sobre lo que se pretendía trabajar, además mencionó que fueron fortalecidas pues conocieron sus derechos y obligaciones y entendieron que eran un puntal muy importante en la sociedad, por lo que tras ser consolidadas recorrieron varias zonas de la ciudad.

LA FAMILIA

“Hemos luchado al lado de él”, afirmó la hija de Motete, Marusca, pese a que su padre fue perseguido por mucho tiempo y se vio obligado a abandonar a su familia, pero ella recuerda que jamás se sintieron como hijos abandonados, pues se unieron a la firme lucha de su padre “el bienestar de Bolivia y de la gente”.

EL AMOR Y LA LUCHA

Una de las frases con la que recuerdan varios militantes a Motete, entre ellas, Sonia Cruz, es “darle duro al trabajo” y otra, “en lo más insignificante que vos puedas servir a Tarija, lo estás haciendo por Tarija y eso tienes que hacerlo bien”.

El dirigente del Comité Central del FRI, Roberto Márquez Córdova recuerda a Motete como un hombre que no le tenía miedo a nada, ni la muerte. Asimismo muchas personas coinciden en que él alentaba a trabajar y luchar con amor y más aún si se trataba de ejercer liderazgo o algún cargo público porque “si no se siente el amor por algo, no se siente el amor por lo que uno hace difícilmente va a lograr terminar hacerlo bien”, decía Motete.

Tarija fue catalogada como la ciudad más limpia de América en la gestión de alcalde de Motete, y debido a ello, una agencia de cooperación Japonesa denominada JICA le otorgó una distinción. Así también, si había un cargo que quería volver a ejercer Motete era el ser Alcalde, manifestó Márquez.

“La última vez que logré conversar con él, fue en su lecho de enfermo, fue cuando él me dijo la vida es dura, pero yo soy un luchador”, expresó Márquez, quien recuerda a Motete en la lucha constante por la democracia, por los derechos de las clases desprotegidas y vulnerables.

El defecto de Motete era no estar solo nunca, “No lo podías encontrar solo”, dijo Márquez ya que indicó que en su rol como alcalde y prefecto siempre estaba rodeado de la gente, pues no le gustaba decirle a la gente “Vuélvase mañana” por ello solía citar a las personas a las 07.00 para atenderlos y siendo que previamente Motete se dirigía a las 05.00 de la mañana a inspeccionar las obras, antes de que los funcionarios ingresen para conocer en qué condiciones se encontraban los proyectos.

Motete o como también lo llamaban el “Comandante Rolando”, tenía un temperamento, “era un hombre de carácter firme, de carácter fuerte, pero también era un hombre muy noble”, ya que su debilidad eran los niños, además creía que la mejor edad era la niñez, sostuvo Márquez.

INNUMERABLES RECONOCIMIENTOS

En uno de los ambientes de la sede del FRI se exhiben una enorme cantidad de reconocimientos, condecoraciones, pergaminos, certificados honoríficos, plaquetas, entre otros, sin embargo, no son el total de los que obtuvo en vida Motete, pues su hija indicó que no tienen precisión de la cantidad de los mismos, puesto que son muchos y que algunos siguen guardados, “no podría estimar, son miles”.

“Él los tenía en cajas y después a los años hemos decidido nosotros como hijos ponerlos ahí en el cuarto para que sea como un museo”, indicó su hija y añadió que ese no era el único cuarto lleno de reconocimientos, ya que para efectuar el velorio tuvieron que quitarlos de las demás habitaciones donde también estaba repleta de dichas plaquetas y pergaminos.

Sin embargo, contó que uno de los más significativos para Motete fue el de las  Viudas de los Beneméritos de la Patria: “Mucho ha sido para él, el de las viudas, ha sido una condecoración que le han dado hace años, ha sido una medalla muy linda como Hijo Predilecto”, por lo que acotó que Bolivia siempre se acordó de él.


Giovana Cruz Villca

Deja un comentario