Por falta de fuentes laborales, el comercio informal asciende a un 65%

Por Omar Garzón C.

La Cámara de Industria y Comercio de Tarija (ALDT) se queja de que el comercio informal siga creciendo en Tarija, porque señalan que no pagan impuestos como lo hacen ellos y, además, es una competencia desleal y desmedida a la hora de ofrecer ambos sus productos.

En tanto, los gremiales, consideran que pagan canchajes y patentes, pero que no se les puede comparar con los empresarios quienes manejan ingentes capitales para crecer en sus empresas.

Roger Aparicio, presidente de la Caincotar, aseveró que el comercio informal oscila entre el 60 y 65%, y quienes contribuyen legalmente no pasan del 40%.

Para Aparicio, el comercio informal está por las calles, donde la gente vende sin factura, donde está también involucrado el comercio simplificado que camuflan grandes capitales, donde están exentos de dar factura, pero los empresarios están prohibidos de no emitirla.

“Esto nos afecta. Hemos sugerido que debería eliminarse el comercio simplificado porque es donde se camufla lo ilegal. Nosotros necesitamos que se estabilice y se llegue a un punto de equilibro para los que somos legalmente establecidos no estemos en desventaja económica, ya que tenemos que cumplir con un montón de obligaciones impositivas y competir con el comercio informal que está al frente de nosotros”, expresó.

Por su parte, Adriana Romero, ejecutiva de los gremiales del departamento de Tarija, comentó que a su sector le llaman “informal” por no tener un sector definido, ambulando, pero sostuvo que el 90% tiene un espacio definido, ya sea en calzadas o aceras quienes están vendiendo hace 20 años atrás.

Pero otro lado, indicó que les critican porque no pagan impuestos, a lo que respondió, que pagan canchajes y patentes.

“La Caincotar son empresarios grandes que manejan capitales grandes, de 100 mil, 200 mil dólares, donde tienen beneficios, y no tienen la moral de hablar del sector gremial que está manteniendo la cadena económica de Tarija”.

Romero argumentó que, ante la falta de fuentes laborales, las filas del sector gremial han aumentado en un 30% este año, donde hay gente profesional vendiendo artículos de todo tipo, y otros que se dedican a ser choferes.

La actual crisis económica que atraviesa el departamento de Tarija, viene desde el pasado año, dado que las instituciones públicas, como la Gobernación, alcaldías y subgobernaciones han recibido menos recursos económicos como en los años de bonanza, esto debido a la caída de los ingresos en el precio de los hidrocarburos, que es la principal fuente de ingresos del departamento de Tarija.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;