La sequía se prolonga y pone en alerta a los campesinos de Tarijia

El ejecutivo de la Federación Sindical Única de Comunidades Campesinas de Tarija (FSUCCT), Osvaldo Fernández, nuevamente sacó a flote el calvario en el que viven algunas comunidades campesinas, más que todo de la zona alta de Tarija, producto de la prolongada sequía que azota la región, esperan reunirse con los alcaldes para ver qué acciones asumir. Sin embargo, desde la Gobernación aseguran que solo recibieron dos declaratorias de emergencia, desde el municipio de El Puente y Yunchará.

“Se está dando la mortandad de animales, los cultivos se están secando, esa es la realidad –dijo Fernández-. Esta semana vamos a reunirnos con los alcaldes para coordinar, que estos pocos recursos que quedan de la gestión 2017, sean invertidos para la mitigación de los desastres naturales”.

Fernández pidió a algunas comunidades campesinas tener paciencia con el apoyo que se recibe por parte del Estado, reconoció que cuando se apoya a las comunidades afectadas, todas quieren recibir ese beneficio, sin embargo, exclamó que actualmente las comunidades más alejadas son las que están sufriendo.

“Hay comunidades que han quedado con 10 o 20 personas mayores que son los últimos, porque los jóvenes salen y se van a otros lugares a trabajar, pero son los mayores quienes están sufriendo en las comunidades –exclamó Fernández-. Entonces nosotros estamos preocupados, y por ello estamos convocando a los alcaldes para que puedan apoyar a las comunidades más lejanas”.

El dirigente campesino manifestó que a la Gobernación también se la ha convocado, y que a la fecha está apoyando con dos cisternas para el municipio de El Puente, por lo que esperan que esta acción se repita en otros municipios como Yunchará, San Lorenzo, Cercado, Uriondo y Padcaya, todos en las comunidades de las zonas altas.

En el caso del municipio de El Puente, Fernández detalló que este es el segundo año consecutivo que se ha secado el río San Juan del Oro, lo que ha puesto en aprietos a algunos productores que cultivan en los márgenes de este afluente.

“Lo que se está haciendo la Alcaldía, está cavando pozos para bombear agua, y por eso queremos ver de agilizar, la compra de tuberías para llevar agua –remarcó Fernández-. Los compañeros del río San Juan del Oro están preocupados”.

Consultado sobre cuántas comunidades campesinas son las afectadas por la sequía, Fernández no supo precisar el número a nivel departamental, refirió que esto se va a saber con exactitud cuándo logren reunirse con los alcaldes. Sin embargo, puntualizó que en el municipio de El Puente, de 63 comunidades, 25 son las más afectadas, ya que el resto está combatiendo la problemática con los pozos de agua que tienen y el servicio con cisternas.

La dirigente campesina, Marcela Guerrero, detalló que este miércoles tiene previsto reunirse la Central de Campesinos de Cercado con todas las subcentrales, donde harán una evaluación sobre las afectaciones que han tenido las comunidades por los factores climáticos.

“En la provincia Cercado son 76 comunidades, de las cuales territorialmente las más afectadas han sido las que se encuentran en la microrregión, la zona de Sella y la zona sud, pero la más afectada sobre todo por no contar con sistemas de riego es la Microrregión que abarca cerca de 33 comunidades y la zona de Sella con 14 comunidades –detalló Guerrero-. Creo que estas han sido las subcentrales más afectadas”.

Guerrero manifestó que en la zona sud, por las cuencas de Tolomosa y el Proyecto Múltiple San Jacinto, por el momento están pudiendo abatir la sequía, pero resaltó que las comunidades que no cuentan con sistemas ni proyectos de riego no corren la misma suerte.

“Hablando en porcentaje, podríamos hacer un estimado de que, del 100% de las comunidades (de Cercado), el 70% está siendo afectada por el tema de la sequía –remarcó Guerrero-. Es por esta razón, que se está buscando el desembolso del Prosol, que a pesar que son Bs 2.000 se busca un tema paliativo, ya que son recursos que llegan de manera directa y se puede ejecutar de manera inmediata una vez transferidos”.

La dirigente campesina reconoció que seguir el marco legal para la atención de desastres naturales, es complejo para las comunidades campesinas, ya que primero debe actuar el municipio, luego la Gobernación y finalmente el gobierno nacional. Indicó que en la Secretaría de Medio Ambiente del Municipio no tienen el personal suficiente, lo que dificulta aún más la atención de este tipo de situaciones.

GOBERNACIÓN ASEGURA ESTAR APOYANDO

El director de Gestión de Riesgos y Cambio Climático, Ember Montellano, detalló que las dos declaratorias de emergencia, en el municipio de El Puente se las efectuó por sequía. Sin embargo, manifestó que dentro de las conclusiones detallan que son 21 comunidades que están afectadas.

“El viernes hemos hecho una inspección y se ha podido verificar que estas zonas, si bien no tienen agua en abundancia, en la mayoría de las comunidades tienen por lo menos 2 a 3 horas diarias de agua –explicó Montellano-. En la parte baja, en la zona de Paicho, se ha podido verificar que en el río de Paicho están cavando para poder bombear agua para sus animales y para riego”.

En lo que corresponde a los mecanismos para garantizar el agua para consumo humano, Montellano detalló que se cuentan con potabilizadores de agua, los cuales serán entregados en los próximos días a las comunidades para que no sufran infecciones estomacales por consumir agua contaminada.

“Lo que nos preocupa también es la zona de Yunchará, porque ellos este lunes recién nos hicieron llegar la declaratoria de emergencia del Municipio, en el cual declaran que emergencia es por sequía y helada –enfatizó Montellano-. Pero lo más preocupante, es que en su informe técnico, solo nos piden abono y perforación de pozos, este último que se lo ejecuta por un plan a largo plazo, además dentro de su informe técnico piden ayuda al nivel nacional, en ese sentido, como Gobernación no podemos hacer mucho”.

Montellano cuestionó el hecho de que no se precise a cabalidad qué es lo que requiere el Municipio para su declaratoria de emergencia, argumentó que, si están exigiendo abono, esto no apalancará para nada la sequía que azota la región.

“Tuvimos una reunión con los comunarios, que son los verdaderos afectados, ellos sí están viviendo lo que es la falta de agua –dijo Montellano-. El lunes hemos tenido una reunión, y su principal solicitud es el tema de agua, en ese sentido, este martes la Gobernación ha sostenido una reunión interna donde se determinó que de manera inmediata se movilicen 4 cisternas para llevar a las comunidades de Paicho y Yunchará”.

El funcionario de la Gobernación dejó en claro, que este trabajo debe realizarse de manera conjunta con los municipios y subgobernaciones de lugar, quienes tienen sus cisternas y demás equipos para trabajar en beneficio de las regiones afectadas.

Montellano aclaró que no han tenido ningún reporte de declaratoria de emergencia de las provincias Méndez, Uriondo, O’Connor y Arce. Refirió que solo por algunos comentarios en los medios de comunicación han escuchado la preocupación de los campesinos por la prolongación de esta época de estiaje, pero nada oficial.

Asimismo, Montellano señaló que justamente para encarar la problemática de la sequía, se tiene programado la adquisición de 43 cisternas flexibles de 20.000 litros, las cuales estarán destinadas para agua de consumo humano, explicó que a la Dirección de Gestión de Riesgos de la Gobernación le compete garantizar la seguridad alimentaria en recursos humanos y no así en el tema agropecuario.

“Ya está en el Sicoes la adquisición de estos tanques, y calculo que hasta fin de mes ya vamos a tener los tanques y se van a hacer la distribución de estas cisternas a las comunidades afectadas si es que sigue prolongándose la sequía”, indicó Montellano.

Remarcó que desde la Gobernación también se han tomado previsiones en el caso de granizadas, por ello ya hicieron la adquisición de bombas antigranizo, las cuales serán entregadas a los municipios de San Lorenzo, El Valle y Padcaya, que vienen a ser las regiones más vulnerables con esta afectación climática.

PARA EL 2018 APENAS PRESUPUESTARON BS 1 MILLÓN

El funcionario de la Gobernación manifestó que en el Plan Operativo Anual (POA) 2018, apenas se presupuestó 1 millón de bolivianos, sin embargo, minimizó el problema bajo el argumentó que en la presente gestión se había presupuestado un monto similar, el cual fue ampliado a Bs 3.700.000 tras haberse registrado eventos adversos.

Montellano explicó que cuando se declara en emergencia, la normativa les permite modificar su presupuesto por intermedio de una ley intrapartidas, para atender las emergencias.

Consultado de cómo está trabajando la Dirección de Gestión de Riesgos de la Gobernación con la Región Autónoma del Chaco, ya que esta igual era afectada año tras año por la sequía. Montellano explicó que el Chaco se está manejando con sus propios recursos, solo que la Gobernación apoya sólo en la parte logística.


LEONEL SUAREZ QUIROGA

Deja un comentario

. . . . . .
;