Gobernador lamenta que el Gobierno pretenda entregar planta en 2022

Por Omar Garzón C.

El gobernador del departamento de Tarija, Adrián Oliva Alcázar, cuestionó al gobierno nacional sobre su decisión de demorar la ejecución de la planta de tratamiento de aguas residuales, la cual considera, que, en mejor de los casos, la construcción arrancaría el 2020 y recién la entregarían en 2022.

El Ejecutivo Departamental, lamentó la actitud del gobierno nacional para con Tarija, apuntado que tiene otro tipo de tratos privilegiados con otros departamentos del país, como el caso de Cochabamba, que rápidamente obtuvo celeridad para construir sus plantas de tratamiento, pero Tarija, siendo el primero que ha iniciado con este proceso, se lo ponga al último lugar.

El concejal Alan Echart dio a conocer que ha llegado una nota del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, dirigida al gobernador Adrián Oliva Alcázar y al alcalde Rodrigo Paz Pereira, haciendo conocer los términos de referencia.

Explicó que el Ministerio está planteando contratar una empresa para que realice el estudio a diseño final de planta de tratamiento, y que darían un plazo a la empresa de 300 días calendario para que presente el informe.

Echart indicó que hoy se contratará, recién dentro de tres meses comenzaría su trabajo. Y eso quiere decir, que finales del 2018 o principios del 2019, se tendría el informe. Posteriormente, se buscaría el financiamiento para el proyecto, que tardaría unos tres meses. Luego, se debe contratar a la empresa ejecutora, que comenzaría sus trabajos en mejor de los casos, a inicios del 2020, y recién a finales del 2022, se tendría finalmente la planta concluida, salvando observaciones.

“Lo que propuso la Gobernación y la Alcaldía, es la contratación de llave en mano, donde la misma empresa que diseña, la que ejecuta y opera, con la garantía, de que el primer plazo para el diseño final, sea junio del 2018, e inmediatamente se apruebe el diseño y se empiece a ejecutar, a diferencia de la modalidad que plantea el Gobierno Nacional, donde se corre el riesgo que se paralice el proyecto”, explicó el Concejal.

Sin embargo, Echart no dio a conocer, cuando se podría tener la planta de tratamiento bajo la modalidad de llave en mano, y solo argumentó, que sería mucho más rápido y eficiente el trabajo.

En tanto, el Gobernador, manifestó que escuchó a algunas autoridades legislativas decir, que hasta abril de 2018 se tendría el diseño a estudio final, y a finales del mismo año, se podría estar iniciando con la construcción de la planta.

“Yo no creo que Tarija tenga que esperar hasta el 2021 o 2022 para tener planta de tratamiento. Es fundamental que todos trabajemos en una solución inmediata. Yo celebro, que la ciudad de Cochabamba haya resuelto su problema, que haya un financiamiento y se ejecute una planta. Pero yo lamento que nosotros hayamos iniciado las gestiones con el gobierno nacional, y que ha Tarija recién se le diga que en 2022 van a tener planta de tratamiento. Quiere decir que no hay la misma voluntad, la misma decisión de resolver este problema”, dijo Oliva.

Añadió que van a trabajar, que van a cumplir con todo lo que se han propuesto, y van a tomar decisión referente al tema, pero que la población también saque sus conclusiones, que se haga una autocrítica al respecto.

“Se trataba de acusar a la Gobernación, de que no tenía la intención de ejecutar el proyecto; se decía que el financiamiento del Gobierno estaba asegurado, que solo había que resolver el problema del estudio; se decía que en abril el Presidente iba a estar firmando un contrato; ahora quiero escuchar a esas autoridades a que vengan a decir. Seamos honestos. Hay gente que hace política con la planta de tratamiento, y ha utilizado este tema para perjudicar al gobierno departamental”, dijo el Gobernador.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;