Dueño de la casa Isaac Attie deberá refaccionar en menos de 60 días o perderá el inmueble

Andrea Cardona


Con la reaparición del heredero de la casa de Isaac Attie, el municipio planteó un plazo que hasta la fecha le quedan menos de 60 días para iniciar la refacción y reutilización de inmueble, porque caso contrario se deberá proseguir con el proceso de expropiación, informó Isabel Vargas, miembro del equipo de la unidad de Patrimonio de la Alcaldía.

Indicó que esta reaparición fue una sorpresa para todos. Debido a que la casa se encuentra en un estado lamentable desde hace varios años y al ser posesión privada, las autoridades no pudieron realizar ningún trabajo.

Pero, se hizo un proyecto para reutilizar el espacio, considerado patrimonio local. Anteriormente se mencionó la propuesta de mantener la fachada pero el interior se lo reutilizaría como una especie de plaza destechada, con áreas verdes para el descanso de la población, manteniendo la estructura externa que ornamenta los detales arquitectónicos patrimoniales.

Sin embargo, ahora con la aparición del dueño, la casa quedará bajo su disposición pero con la condición planteada por el municipio.

Hace aproximadamente más de un mes, el propietario, heredero de la casa de Isaac Attie, escribió una carta dirigida a la máxima autoridad del municipio para explicar la intención de hacerse cargo y mejorar la vivienda.

De esta manera, se le brindo un plazo de 90 días que hasta la fecha, quedan menos de dos meses. Sin embargo no se ha visto ninguna mejora por el momento.

“Tenemos información sobre una carta que se hizo llegar al despacho del alcalde donde el propietario nos hace conocer la intención de intervenir la casa en un plazo no mayor de 90 días”, dijo Vargas.

Explicó, que la voluntad del dueño tranquilizó al equipo de patrimonio pues hasta la fecha no se pudo hacer ningún adelanto en las reparaciones necesarias del inmueble por su característica de ser una propiedad privada.

Las constantes molestias de la población y principalmente la preocupación de la sociedad por esta casa ha ido incrementando estos últimos días por las amenazas de lluvia que se avecinan y el peligro que se consideraría en caso de algún derrumbe.

Sobre todo, por estar localizada entre calles bastante concurridas por vehículos, estudiantes y peatones en general, ya que es parte del recorrido del centro histórico de Tarija.

“Por parte nosotros nos quedamos tranquilos de que el propietario haya aparecido. Pero también surgen problemas como que en el plazo de 90 días que él nos daba, se nos venía la época de lluvias, entonces no es una acción que vaya a frenar al gobierno municipal a hacer el tema de expropiación”, argumentó Vargas.

Asimismo, describió que el propietario quiere recuperar un “ícono de la tarijeneidad”, por lo que el equipo de patrimonio entendió que quiere conservar la casa en medida de las posibilidades que se tengan.

Por el momento, señaló que la fachada se mantiene estable, pero con las lluvias pronosticadas, en comparación de las que hubo, la población corre peligro, además de la posibilidad de que el edificio colapse  y no se pueda recuperar esta fachada.

“Como municipio, nosotros seguimos con el procedimiento que dicta la ley. Hacer el proceso de expropiación para nosotros poder darle un nuevo uso e intervenir en la casa. Vamos a hacer una valoración que se hace a partir de catastro”, manifestó Vargas.

Posteriormente se realizará la negociación, que puede durar desde un año hasta extenderse 15 años, y es por eso que las expropiaciones de predios patrimoniales son tan complejos y burocráticos.

Asimismo, sostuvo que cuando acabe el plazo acordado, se volverá a presentar el proyecto de expropiación en caso de que no presente ninguna intervención por parte del dueño.

“Los tiempos se va a trazar de acuerdo a lo que dicten nuestros abogados, y este proceso se está llevando junto con el dueño”

Deja un comentario