Municipio culpa a Setar por precipitación de medicamentos en San Jorge

LEONEL SUAREZ QUIROGA


Tras una publicación realizada por el diario Andaluz en la pasada edición, en la que funcionarios del centro de salud San Jorge, denunciaron que el Gobierno Municipal de Cercado estaba dotando medicamentos e insumos que no cumplían con las normas de salud. Este jueves, las funcionarias, en presencia de un funcionario del municipio aclararon que solo algunos insumos no cuentan con lote o registro sanitario, mientras que los medicamentos sí tienen registro, lote y la fecha de vencimiento. Empero aquellos que no lo tenían fueron rechazados y no los recibieron.

Las deficiencias que existen en el centro de salud San Jorge fueron puestas en conocimiento, luego de que el concejal municipal Alberto Valdez realizará una inspección al lugar. Entre las preocupaciones más alarmantes que expresaron, fue que algunos medicamentos y reactivos del laboratorio que se encuentran en la sala de farmacia se precipitaron producto de las altas temperaturas, esto por el hecho que la infraestructura queda toda la tarde expuesta al sol, por lo que urge un aire acondicionado. Sin embargo, desde el Municipio explicaron que no se puede instalar el aire acondicionado, debido a que el centro no cuenta con la conexión al sistema trifásico, y que se hicieron las representaciones a Servicios Eléctricos Tarija (Setar) para que pueda hacer las adecuaciones, pero que hasta la fecha no han tenido respuesta.

PROBLEMA DEL AIRE ACONDICIONADO

El Director de Salud del Gobierno Municipal,  Rodrigo Fuenzalida, informó que lo que corresponde al aire acondicionado la responsable del centro de salud San Jorge en efecto  hizo llegar la solicitud al Municipio, donde ya se hicieron los trámites de compra, pero que no pueden ejecutarlo esto debido al que el centro no cuenta con las condiciones necesarias con energía trifásica, ya que su conexión al sistema eléctrico con el que actualmente cuenta es antigua.

“La conexión de energía trifásica le corresponde netamente a Setar, se han hecho las representaciones como municipio para que se hagan las transformaciones y de esta manera se puedan conectar los aire acondicionados –dijo Fuenzalida-. Sino sería un gasto innecesario por las condiciones que tiene actualmente, ya que los equipos se quemarían”.

Fuenzalida dijo que existe el compromiso que ni bien Setar realice las conexiones al sistema trifásico, se procederá con la compra e instalación del equipo en el centro de salud.

Consultado de cuánto tiempo más se va a tardar, Fuenzalida dejó entrever que este problema continuará hasta que Setar se digne a realizar los trabajos. Refirió que desde el Municipio se realizaron las representaciones correspondientes y que no pueden “obligar” a que Setar lo haga.

“Nosotros no podemos hacer siquiera una estimación de cuánto se va a tardar porque eso le corresponde a Setar –argumentó Fuenzalida-. Pero nosotros podemos mencionar que ya tenemos los recursos separados para hacer la compra del aire acondicionado para este y otros centros”.

Al ser interrogado, de quién sería el culpable si es que pueda volverse a dar la precipitación de medicamentos, Fuenzalida recomendó a las funcionarias del centro de salud coordinar con el Municipio si es que este problema es reiterativo. “Pero quiero que se entienda que esto no es una responsabilidad del Municipio el que no exista las condiciones de energía suficiente para el centro de salud”, dijo.

AMPLIACIÓN DEL LABORATORIO Y FARMACIA

Tomando en cuenta, que otros de los reclamos realizados por el centro de salud, es la ampliación del laboratorio y farmacia, Fuenzalida explicó que esta es una solicitud realizada en la presente gestión y por tanto no estaban asignados recursos en el Plan Operativo Anual (POA) para hacer dicha ampliación.

Fuenzalida reconoció que el centro pese a haber sido entregado hace dos años atrás, no cumple con algunos aspectos que manda la normativa de salud. Sin embargo, manifestó que desde el Municipio se está haciendo una evaluación con los arquitectos y ver la posibilidad de implementar algunos espacios con los que no se cuentan, como el área para residuos infecciosos, o espacio adecuado para ambulancia.

“Y en el tema de farmacia quiero que se conozca que las reglamentaciones que se van dando cambian constantemente en el Ministerio de Salud, muchas veces las medidas y los cambios de farmacia se van dando continuamente”, señaló Fuenzalida, a tiempo de hacer ver que esta norma fue licitada hace unos años atrás.

El funcionario municipal hizo referencia, que desde la gestión 2016, todos los centros que se inauguran están enmarcados en la normativa y aprobados por el Servicio Departamental de Salud (Sedes).

Fuenzalida manifestó que en la presente gestión ya se realizaron los trabajos de evaluación en el centro de salud San Jorge, y que incluso ya se tienen los recursos garantizados para que la empresa pueda hacer los trabajos en el lugar. Argumentaron que actualmente se realizan mejoras al centro de salud Guadalquivir, luego se lo hará en el centro de salud Nestor Paz y luego se procederá con San Jorge.

El funcionario reconoció que este año no se realizarán ampliaciones a dicho centro, esto por el hecho de que no se cuenta con recursos económicos, sino que se harán algunas mejoras.

En la visita realizada por el concejal Valdez, se denunció que la infraestructura del centro de salud no es la que inicialmente se había socializado, sino que los planos fueron cambiados posteriormente y que prácticamente se obligó a aceptar al barrio. Fuenzalida invitó a comprobar dicha denuncia con documentación. “Yo no puedo opinar sobre algo que no conozco o que nunca he visto”, dijo.

ESPACIOS NO ADECUADOS

Tomando en cuenta, que en la visita al mencionado centro se pudo evidenciar que la sala de curaciones fue improvisada en un espacio que estaba destinado para lavandería. Fuenzaliza se excusó bajo el argumento de que la infraestructura que se ha dado no estaba hecha bajo la normativa actual.

Otras de las denuncias realizadas por la misma responsable de salud del centro, Elizabet Aldana, fue que se cuenta con equipos de Rayos X, pero que no se los puede utilizar por la falta de una sala especial. Ya que si se utiliza tal como está, la radiación de estos equipos podría afectar a la salud de las personas que acuden al lugar.

Este jueves, Aldana detalló que estos equipos fueron dotados Hace 2 años cuando el centro ha sido inaugurado, pero que no se los puede hacer funcionar ya que los mismos generan radiación y esto supone un riesgo para la salud de las personas, más para quienes se encuentran en un período de gestación ya que podría ocasionar malformaciones congénitas.

Por su parte, Fuenzalida consideró que seguramente en aquel tiempo se ha priorizado dotar los equipos antes que la infraestructura. “Lo que estamos haciendo ahora es ver las condiciones y adecuar a la normativa existente. Nosotros vamos a venir y revisar también para colocarlo en el presupuesto de la próxima gestión para readecuarlo”, remarcó.

El funcionario municipal adelantó que si se pretende construir o readecuar una sala para los Rayos X, debe hacérselo en lugar donde no provoque que la irradiación afecte a la salud de las personas.

Aldana no dejó esperar su respuesta, por lo que expresó su satisfacción porque el Municipio pueda considerar la adecuación o ampliación, refirió que esto ayudará a prevenir problemas de salud

Fuenzalida no supo precisar cuándo se tendrá una sala especial para que puedan funcionar los Rayos X. Argumentó que los recursos que se tienen actualmente son para construir un ambiente para los residuos infecciosos y posiblemente para la ambulancia.

“Por cada centro estamos calculando alrededor de unos 50.000 a 70.000 bolivianos”, puntualizó Fuenzalida.

SISTEMA ELÉCTRICO EN LA SALA DE ESPERA

Entre otras de las denuncias realizadas por los funcionarios del centro de salud, está que en la sala de espera se encuentra el sistema eléctrico, lo que supone un riesgo para la salud de las personas, más aún para los niños, ya que podrían electrocutarse. Fuenzalida se comprometió a hacer la representación respectiva a la Secretaría de Obras Públicas.

“Esto no es una competencia de la Secretaría de Desarrollo Humano, sino que esto depende de la Secretaría de Obras Públicas –mencionó Fuenzalida-. Hoy (ayer) haremos una representación advirtiendo los riesgos que podría ocasionar, y que se pueda ver cuál es la solución para estas cajas”.

PROBLEMA CON EL AGUA

Tomando en cuenta que en la misma inspección, se pudo evidenciar que en el lugar existe fuga de agua, que los grifos no cumplen con las normas sanitarias. Fuenzalida quitó importancia a estos reclamos y aseguró que estos detalles están siendo considerados en los trabajos de remodelación. “Pero esas son cosas chicas, yo estoy hablando de cosas grandes”, aseveró.

En cuanto al corte de agua que se da en horas de la tarde en el centro de salud San Jorge, Fuenzalida aseguró que va realizar las representaciones correspondientes y que se pedirá un informe por intermedio de la unidad correspondiente a la Cooperativa de Servicios de Agua y Alcantarillado, para conocer qué es lo que pasa.

Fuenzalida lamentó que esto ocurra en un centro de salud, pese a que el Municipio está cumpliendo con la cancelación de todos los servicios básicos mensualmente.

PROBLEMA CON MEDICAMENTOS E INSUMOS

La responsable del centro de salud de San Jorge, Elizabet Aldana, explicó que el problema que se ha tenido con los medicamentos e insumos, acontecieron por el hecho que no se estaba cumpliendo con la normativa.

“Hacía referencia justamente al tema de medicamentos, porque tuvimos una supervisión de la nacional donde nos observaron que insumos odontológicos que son utilizados para la atención no tienen registro sanitario, pero esto no solamente viene de ahora sino que de tiempo atrás –mencionó Aldana-. Nosotros justamente habíamos instruido a la parte de Laboratorios que ya no se use más estos insumos porque sabemos cuál es la normativa para el uso de insumos y medicamentos”.

Respecto a los medicamentos, Aldana aclaró que no hubo problemas con su registro sanitario, sino que el problema es que estos se precipitan por calor al cual están expuestos en la farmacia.

“Han visto que todavía no se ha instalado el aire acondicionado pero que hay el compromiso del Municipio para la instalación del mismo, y me imagino que cuando se instale el aire y no vamos a tener problemas –detalló Aldana-. En la visita con el concejal han podido evidenciar la precipitación del Diclofenaco y Complejo B, pero estas son precipitaciones que se hacen tanto de reactivos de laboratorios como de algunos medicamentos”.

Tras el instructivo sacado desde el mismo centro de salud para no recibir medicamentos o insumos que no cumplan con la norma, Aldana manifestó que esta situación fue puesta a conocimiento del Municipio ya en el mes de mayo, donde hubo el compromiso que se iban a colocar los registros a estos insumos.

La responsable de farmacia del centro de salud San Jorge, Jenny Minchaca, detalló que este problema de incumplir la norma solo ocurrió con algunos insumos de odontología y no así de todos los medicamentos. Refirió que, medicamentos de alto consumo como Paracetamol, Ibuprofeno y otros cuentan con fecha de registro y fecha de vencimiento.

“Los productos que han sido fotografiados y salen en portada (del diario Andaluz), por ejemplo esos productos no han sido dispensados desde la gestión 2016 hasta la fecha, me parece que estos son productos que han sido dispensados en gestiones anteriores”, exclamó Minchaca.

Tomando en cuenta que en la visita realizada por el diario Andaluz existían medicamentos precipitados en el área de farmacia, y que de acuerdo a las explicaciones brindadas, es que estos medicamentos proceden desde la gestión 2016. Al ser interrogada del porque siguen los medicamentos en el lugar, Minchaca explicó que para poder deshacerse de estos, se debe seguir un proceso administrativo largo para dar de baja a los mismos y que por eso siguen ahí. Aseguró que estos se encuentran en el área de cuarentena.

Minchaca detalló que en anteriores gestiones los medicamentos e insumos se manejaban acorde a la norma que establecía la Unidad de Medicamentos y Tecnología en Salud (Unimet), sin embargo,  actualmente están regidos por la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed).

“Antes la Unimed manejaba otro tipo de presentación, pero en la actualidad nosotros sí tenemos algunos insumos de odontología que no tienen su registro sanitario en su empaque pero cuentan con fecha de vencimiento y lote”, refirió Minchaca.

Por otro lado, la responsable de farmacia dejó entrever que los problemas por precipitaciones de medicamentos por el hecho que la sala no era la adecuada, se puso en conocimiento de Fuenzalida un mes y medio después de haber sido inaugurado dicho centro y que a la fecha no se ha dado solución.

“Desde tiempo atrás hemos gestionado para que se haga la readecuación y lo único que nos falta que ahora nos pongan es el aire acondicionado que también se lo está gestionando –resaltó Minchaca-. En cuanto a lo que son fármacos, el mantenimiento y la observación, están dentro de las condiciones que la hemos adecuado con plastoform en la ventana, pinturas y papel. No es que los productos estén mal conservados, nos están haciendo las supervisiones trimestrales y sí estamos cumpliendo”.

Minchaca aseguró que para el centro de salud San Jorge existe un sobre stock de medicamentos, y que no falta nada, por lo que se está cumpliendo a cabalidad con los pacientes. Contrariamente, en la visita realizada un día anterior, otra funcionaria del área farmacéutica, Alcira Martínez, detallaba que no se estaba cumpliendo, y que incluso en ocasiones faltaba.

“En algún momento nos han traído insumos para odontología pero lo hemos rechazado, sucede que había unos 3 ó 4 ítems que no tenían el registro sanitario en el empaque –dijo Minchaca-. Por ejemplo la lidocaína no tenía en el empaque el registro sanitario, pero por normativa y a través de la instrucción de la doctora Aldana habíamos puesto en conocimiento que no se iba a recibir lo que no esté en mercado dentro de la normativa”.

En complemento, Fuenzalida detalló que los insumos que faltan solo son para el área de odontología y no medicamentos de alto consumo. Explicó que todos los insumos y medicamentos tienen registro sanitario, pero detalló que cuando se distribuyen a los centros se los hace en cantidades menores Y es ahí cuando alguna de las cajas no cuentan con el registro, pero éste se encuentra en el empaque mayor del cual fue sacado

“Pero quiero aclarar que todas las compras que nosotros realizamos es con solicitud de registro sanitario de absolutamente todo medicamento e insumo, si no presenta registro sanitario no podemos agarrar absolutamente nada, ni bajalenguas, ni hisopos, ni barbijos, ni nada –expuso Fuenzalida-. Pero eso también pasa por un tema de normativa porque hace la anterior gestión no nos exigía que los insumos cuenten con fecha de vencimiento lote, ni otras cosas, sin embargo nosotros siempre pedíamos que se nos presenten los papeles”.

LIMPIEZA NO ADECUADA AL CENTRO

En la inspección realizada por el concejal Valdez, las funcionarias del centro de salud pusieron en conocimiento que la empresa que realiza la limpieza del lugar, no está cumpliendo con lo que establece la normativa sanitaria, en cuanto al uso de lavandina y desinfección de algunas áreas.

Frente a este tema, Fuenzalida argumentó que las personas que trabajan en limpieza fueron capacitadas por el Sedes, para que lo hagan adecuadamente. Empero, invitó que si existen estas observaciones se pueda hacer llegar una carta al Municipio para poner en conocimiento y proceder al llamado de atención.

Deja un comentario