Reelección: OEA pide a Bolivia solicitar una opinión consultiva a la CIDH

El Deber/Santa Cruz


El ministro de Justicia, Héctor Arce, denunció formalmente la “inconducta” del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) por considerar que sus palabras en contra de una nueva reelección presidencial es un “ataque a la soberanía” de Bolivia.

Arce representó al Gobierno en la sesión extraordinaria de la Organización de Estados Americanos, convocada a petición de Bolivia, que se realizó este miércoles en su sede en Washington.

La protesta del gobierno tiene que ver con el tuit publicado por secretario general de la OEA en el que señaló: “Evo Morales deberá respetar la decisión popular que dijo NO a la reelección. Ningún juez puede levantar el dictamen del único soberano: el pueblo”.

Arce dijo que las palabras de Almagro son un “grave atropello” y no hicieron más que “pisotear arbitrariamente los cimientos de la Organización (de Estados Americanos)” porque es su obligación la de no entrometerse en asuntos internos de los países. Agregó que cuando se refirió al tema de la reelección (mediante un tuit) dio un “mandato imperativo” a un presidente democráticamente elegido. “¿Quién le da ese poder al señor Almagro?”, cuestionó.

La autoridad defendió el recurso abstracto presentado por el Movimiento Al Socialismo (MAS) para que el Tribunal Constitucional declare la inaplicabilidad de cuatro artículos de la CPE y aseguró que “no tiene nada que ver” con los resultados del referéndum del 21 de febrero en el que se rechazó una reforma constitucional referida a la reelección presidencial.

Arce además aseguró que los resultados del referendo del 21-F fueron provocados por una “campaña de desprestigio” contra Evo Morales.

En la sesión extraordinaria de la OEA también participó la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, que hizo una exposición de los argumentos jurídicos que justifican la acción de constitucionalidad que habilitaría nuevamente al presidente Evo Morales.

Montaño señaló que “es falso” que se quiera burlar el voto popular en Bolivia porque el referendo tuvo otro objetivo, una reforma, y el recurso abstracto plantea una interpretación de la aplicación de convencionalidad de una parte de la CPE en base a un tratado internacional reconocido por la norma boliviana. “Se quiere confundir cuando se trata de dos caminos muy distintos”, señaló.

Por su parte, el jefe de gabinete del Secretario General de la OEA, en representación de Almagro (que no asistió a la reunión) reconoció que en efecto se emitió una declaración pública sobre el tema de la reelección pero negó que se haya hecho con el propósito de interferir en asuntos internos de Bolivia.

Recordó que velar por el cumplimiento de la carta de la OEA es una “obligación y un derecho” que tiene el secretario general y que sus palabras se enmarcaron en defender la democracia. El jefe de gabinete recordó que el 21-F hubo un resultado expresado a través del voto y que fue eso a lo que se hizo referencia.

Además, invitó a Bolivia a solicitar una opinión consultiva sobre el asunto a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a los órganos de derechos humanos de la OEA.

Durante la intervención de los países miembros, el embajador de Costa Rica ante la OEA, Rogelio Sotela Muñoz, lamentó que no se les haya pasado por escrito el tema que iba a tratarse en la sesión ya que esto evitó que surja un debate apropiado sobre este asunto.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;