Por día deforestan 200 hectáreas en el Chaco Sudamericano

Por Omar Garzón C.

Más de 40 expertos y científicos de Bolivia, Argentina y Paraguay están en Tarija para iniciar la actualización de la evaluación ecorregional del Gran Chaco Americano, y uno de los datos alarmantes es que la mano el hombre está deforestando 200 hectáreas por día, poniendo en peligro la flora y fauna, con la desaparición de especies.

Este encuentro de expertos que arrancó ayer y culmina hoy, permitirá contar con información actualizada sobre el estado de conservación de la Ecorregión del Gran Chaco, la cual ayudará a proyectar estrategias y acciones más adecuadas en relación al uso y conservación de sus recursos naturales.

Marcela Zamora, representante de Naturaleza, Tierra y Vida (NATIVA) informó que el tema de deforestación es uno de los mayores problemas del Chaco Americano,  en el cual la velocidad a la que avanza la pérdida de bosques, es mayor a la de conservación.

Por ello se reunieron a nivel trinacional (Bolivia, Argentina y Paraguay), viendo cuales pueden ser las estrategias de vincular temas de desarrollo y conservación, que puedan compatibilizar esos usos que están desarrollando en el Chaco Sudamericano.

Zamora sostuvo que la mayor actividad en el Chaco están en la parte de Charagua (Santa Cruz), esto debido a la fragmentación del bosque, que significa la pérdida de cobertura vegetal por el avance de la frontera agrícola.

¿Esto es bueno o como lo notan ustedes? “Es parte del desarrollo, pero tenemos que lograr la compatibilización de estos usos. Tenemos que tener una coherencia en el desarrollo. Hay lugares donde tienen que ser destinados para los usos, pero habrá aquellas áreas que son prioritarias para la conservación que hacen que todo ese sistema natural se mantenga”, dice Zamora.

Afirmó que hay una taza de pérdida de 200 hectáreas por día en el Chaco de una extensión total un millón de km2. Zamora considera que es una preocupación estos datos, por lo que se debe tener una visión común para el desarrollo.

En tal sentido, desde 2015 vinieron preservando los sitios para la conservación de especies, y en base a ello se crearon estrategias que se vinieron desarrollando en estos años. Lo que quieren ahora es actualizar esa evaluación ecoregional, para tener unas mejores estrategias.

En tanto Laura Villalba, Coordinadora de la Iniciativa Chaco Trinacional (Fundación Moisés Bertoni) del Paraguay, indicó que en 2005 se hizo la primera evaluación entre los tres países. En ese entonces, se vieron los objetos de conservación para lo futuro. Y han visto que estos doce años ha avanzado la frontera agrícola, la parte productiva, la presión antrópica en los bosques.

“En estos momentos Paraguay ocupa el sexto lugar en producción de carne y eso va en decremento de las zonas boscosas. Por ello necesitamos mejorar las estrategias para la conservación de los bosques y por otro lado la producción que hacen las personas”, dijo Villalba.

En tanto, Alejandro Bravo presidente de la fundación Proyungas en la Argentina, con oficinas en Salta, Jujuy y Tucumán, indicó que han tomado una de las áreas prioritarias que surgieron hace 12 años, que es la cuenca media del Pilcomayo, para avanzar en un programa de gestión compartida de los tres países, donde creen que el ambiente, sociedades y producción son parte de una misma mirada.

HAY QUE SABERLO:

La última evaluación ecorregional estuvo a cargo de la organización The Nature Conservancy en el año 2005, de esa fecha hasta ahora el uso de suelos y los factores de conservación han sido modificados en toda la región del Chaco a consecuencia de la apertutura de campos para agricultura intensiva y un fuerte impacto a consecuencia de la deforestación.

Deja un comentario

. . . . . .
;