Campesinos piden cumplir la Ley de asignación de recursos por desastres naturales

LEONEL SUAREZ QUIROGA

El sector campesino pide a la Gobernación cumplir la Ley departamental 009 para la “asignación de recursos departamentales para la prevención y atención de desastres y daños naturales”, misma que ha sido aprobada el 6 de diciembre de la gestión 2010 en la ciudad de Bermejo, aludieron  que el año pasado no contaron con este apoyo, pese a las heladas y sequías que afectaron al sector. Desde la Gobernación señalan que para esta gestión se tienen presupuestados más de 3 millones de bolivianos, los cuales serán destinados para atender las emergencias por desastres.

La dirigente campesina, Marcela Guerrero, señaló que esta es una ley más “del montón” que tiene la Asamblea Legislativa Departamental y que la Gobernación no da cumplimiento, puesto que recientemente se tuvo fuertes heladas que afectó al valle central de Tarija y parte del Chaco, donde se puso en evidencia la desatención y abandono al sector campesino.

“Al igual que muchas otras leyes que obliga a la asignación de recursos para atender desastres naturales además de ver la prevención, no ocurre aquello –señaló Guerrero-. Por ejemplo, tenemos lo que ha sucedido en la subcentral de Paicho, la Comisión de Desarrollo Productivo de la Asamblea tuvo que sacar una resolución para que se dé cumplimiento a este tipo de normativa, pero a pesar del trabajo coordinado entre el órgano ejecutivo y legislativo, no se pudo asignar estos recursos”.

Guerrero señaló que de acuerdo al Plan Operativo Anual (POA) se tiene presupuestados recursos económicos, sin embargo, estos no se ejecutan y solamente se quedan en números. Argumentó que tienen conocimiento que la Asamblea está trabajando una ley complementaria a la Ley 009, pero señaló que esta última normativa vigente no está bien diseñada, puesto que si bien obliga al órgano ejecutivo atender este tipo de casos, hasta la fecha no hay cumplimiento.

“Tenemos mucha preocupación con este elemento normativo, pero a pesar de esto, hemos visto que esta ley departamental no se ejecuta –reclamó Guerrero-. El año pasado (2016) no se tuvo aquella atención, sino que todo lo que se pudo atender ha sido por la solidaridad del pueblo tarijeño, o el esfuerzo propio de los productores en sacar adelante sus cultivos, pese a las heladas o sequías”.

La dirigente campesina señaló que este tema ha sido objeto de análisis en ampliados departamentales que tuvo el sector, de los cuales se sacaron varias resoluciones en las que piden al Gobernador emitir un decreto para declarar zona de emergencia de desastres para la gestión 2016, pero esta situación no fue atendida.

“No tenemos respaldo por nuestra autoridad departamental. Los municipios en coordinación con las subgobernaciones han tenido que atender en base a su territorialidad –remarcó Guerrero-. Con el tema de desastres naturales, es un tema muy burocrático”.

Guerrero destacó la implementación del seguro agropecuario en la gestión 2016, el cual consiste en un monto de 1.000 bolivianos por hectárea en cultivos de maíz, papa y haba entre otros. Empero, aclaró que este seguro ha sido solo para los municipios de El Puente, Yunchara y Padcaya, no llego a todos los municipios en el departamento de Tarija.

“Vemos una falencia institucional a nivel nacional, departamental y municipal, ya que muchas comunidades tienen diferentes fenómenos, iniciamos con torrenciales, riadas, fuertes lluvias, luego granizada, hoy por hoy helada y en el mes de agosto tenemos sequias”, señaló Guerrero.

Indicó que como centrales campesinas en coordinación con la federación mediante resolución están pidiendo una ley departamental  específica donde cambie el modelo de atención y la orientación que tienen las instituciones públicas a nivel departamental, pero además en el marco de la autonomía municipal están pidiendo a cada municipio en base a su realidad poder implementar una serie de programas que nos pueda coadyuvar  a este tipo de situaciones.

“Teníamos convenios con las financieras bancarias pero no ha podido surtir aquello tomando en cuenta que solo cubría algunos cultivos y no podían abarcar a mucho. Ahora las entidades bancarias como Prodem no están implementando ese tipo cosas –agregó Guerrero-. Estamos pidiendo a la asamblea legislativa emitir esta ley de manera inmediata donde se especifique la ley de seguro departamental, creo que es en el marco del estatuto departamental de Tarija poder implementar un seguro agropecuario que sea trabajado desde las mismas comunidades”.

CERCADO TIENE AFECTACION DEL 70%

Guerrero explicó que solamente en la provincia Cercado, actualmente se tiene una afectación del 70% de la producción producto de las heladas que se registraron semanas atrás, argumentó que entre las comunidades más afectadas se encuentran San Andrés, toda las zonas de Tolomosa, San Jacinto, Sella, es decir, todo el valle central.

“El día lunes 19 tenemos ampliado de la central campesina cercado y vamos a tener un reporte más general con estadísticas, y esperamos que el municipio mediante la Dirección de Medio Ambiente pueda hacer las correspondientes evaluaciones para ver cómo va ser la atención –exclamó Guerrero-. Pero vimos que la pasada gestión hemos visto que no existió la atención oportuna y por ende tampoco hay fe que en esta gestión sea diferente”.

GOBERNACIÓN PRESUPUESTÓ BS 3 MILLONES

El director de Gestión de Riesgos y Cambio Climático de la Gobernación, Ember Montellanos, explicó que dicha dirección tenía presupuestado a principios de año 1.200.000 bolivianos, pero por lo acontecido en la comunidad de Paicho, los recursos incrementaron a cerca de Bs3,5 millones.

“Lógicamente estos recursos no son suficientes para todo el departamento. Nosotros no solamente vemos por Cercado, sino también por el resto de las provincias –argumentó Montellanos-. En el tema de presupuesto el año pasado teníamos asignado el 1% de acuerdo a ley, pero una cosa es lo presupuestado y otra es lo que percibimos”.

Explicó que esta ley está hecha para cuando haya una emergencia o desastre, refirió que para asignar recursos primero debe haber una emergencia y/o desastre. Enfatizó que dicha normativa no es para asignar recursos “así por así”, sino que debe existir una emergencia.

Montellanos señaló que cada municipio y subgobernación por la Ley 602 tiene toda la obligación a designar recursos a la partida de desastres naturales. Y de acuerdo a esta norma, el primero en atender cualquier emergencia en el sector campesino es la alcaldía, una vez que la alcaldía rebasa los recursos recién la subgobernación entra a la atención, una vez que estas dos instituciones rebasan los recursos recién el nivel departamental ingresa a realizar una atención.

“Sin embargo hay planes departamentales que nosotros como Gobernación estamos realizando, si bien ya sabemos los eventos ahora por ejemplo se viene helada, sequía y también incendios forestales –agregó Montellanos-. Con la helada tenemos unos cuantos recursos para la asignación de productos agroquímicos para que las plantas reaccionen en caso de heladas”.

Explicó que en el tema de sequía se viene ejecutando el plan departamental la adquisición de tanques y cisternas flexibles para dotar por comunidad o zonas más lejanas, del cual la contraparte de la comunidad consiste en garantizar el lugar donde será emplazado el tanque, con un el cerramiento previo.

“En otro plan departamental que es en el tema de incendios forestales, venimos trabajando en el área de prevención –refirió Montellanos-. Este fin de semana vamos a hacer un curso de capacitación a las unidades  de primeras respuestas que vendría a ser el Sar del Sur, luego a los soldados del Regimiento Padilla, Moto Méndez y la Fuerza Área.

Montellanos señaló que también se están trasladando a Bermejo para concientizar a los productores sobre los chaqueos, puesto que esa región es la que registra la mayor cantidad de esos hechos.

ASAMBLEA HARÁ SEGUIMIENTO A LA LEY

El asambleísta departamental por el Movimiento al Socialismo (MAS), Basilio Ramos, manifestó que se viene realizando el seguimiento respectivo a esta normativa, esto tomando en cuenta lo acontecido en la anterior gestión, además por lo suscitado en la comunidad de Paicho en esta gestión.

“Nunca habíamos pesando que en Paicho se iban a quedar sin terreno por causa de las riadas, o la sequía que se da en el altiplano tarijeño como también en el Chaco –refirió Ramos-. Se garantizan desde un millón de bolivianos para cada municipio, o por ejemplo en el caso de Padcaya ellos tienen alrededor de 7 millones para atender estos casos”.

Ramos señaló que esta ley genera cierta polémica, puesto que todas las provincias exigen recursos, por las heladas o sequías que se registran en cada región. Sin embargo, se debe priorizar la ayuda a las zonas más afectadas.

El legislador reconoció que hubo un incumplimiento de deberes de la Gobernación el año pasado, puesto que al margen de no haber brindado el apoyo por desastres naturales, se sumó el que no hayan desembolsado los recursos económicos correspondientes del Programa Solidario Comunal (Prosol), situación que dejó en total desamparo al sector campesino.

Ramos refirió que para que se garanticen los recursos en la presente gestión, dependerá de la Presidenta de la Asamblea Legislativa Departamental, ya que será quien pueda observar directamente el movimiento de partidas presupuestarias. “La gestión del presidente William Guerrero hizo que no se haga el seguimiento de temas de esta naturaleza, porque se tenía la documentación y todo, pero se quedaban estancadas las observaciones –agregó Ramos-. Siempre hemos reclamado que la documentación que necesitamos, tiene que ser al momento para que nos ayude a hacer seguimiento, porque si no nos dan la documentación desde la presidencia, no podemos hacer nada”.

Deja un comentario