Campesinos denuncian a las autoridades de Tarija por contaminación ambiental

Comunarios de Tariquía rechazan la exploración en la reserva

 

Andrea Cardona

El ejecutivo de la Federación Sindical Única de Campesinos y Comunidades de Tarija (FSUCCT), Santos Valdez denunció que las autoridades de la Gobernación y del Municipio no atienden los casos más relevantes de contaminación en Tarija y que la explotación de Tariquía no tendría los efectos que tiene la contaminación del río Guadalquivir a pesar de que los comunarios de la reserva niegan intromisión petrolera.

Teniendo presente el tema del cambio climático y la prevención que debe realizar la población tarijeña, Valdez expresó que la población se concentró en el tema de la explotación hidrocarburífera de Tariquía pero que sin embargo están desatendiendo la contaminación y la falta de árboles en el centro de la ciudad, ya que según el ejecutivo, toda la intromisión de las petroleras no causarían el daño que ya existe en estas áreas.

Asimismo, la respuesta que generó Valdez ante la preocupación de los cambios climáticos que se efectuarán después de la telúrica en la exploración para determinar la magnitud de los campos hidrocaburíferos, es comparar Bolivia con otros países por la cantidad de árboles que todavía existen.

“Tenemos conocimiento a fondo sobre el tema de Tariquía ya que es una reserva como tenemos en muchos lugares pero no podemos quejarnos del medio ambiente porque Bolivia es un país donde más arbolitos tenemos comparando con otros países como Alemania y Estados Unidos, que son los que ha ocasionado el cambio climático que existe”, indicó Valdez.

Pero que los cambios climáticos a corto y largo plazo se generan con trasformaciones mínimas en el medio ambiente por lo que está comprobado que el movimiento del subsuelo que provoca la exploración de hidrocarburos puede cambiar el curso de los ríos subterráneos además de fragmentar la superficie rocosa que en su mayoría cubre esta zona.

Sin embargo, Valdez expresó que las personas que deberían ocuparse de plantar árboles para generar menor impacto en el amiente son las que se encuentran en las ciudades además de ocuparse de la contaminación del río Guadalquivir por lo que la población tarijeña no tendría que involucrarse en los conflictos que afectan a la reserva nacional de Tariquía.

“Tenemos que empezar a plantar más árboles, por ejemplo aquí mucho tenemos las críticas dentro de Cercado, del centro de la ciudad, pero estas personas nunca analizaron en plantar una planta de pino, de eucalipto o cualquier árbol porque tenemos tanto espacio”, expuso Valdez.

Asimismo, también culpó a las autoridades departamentales y municipales por no ocuparse de esta contaminación que se encuentra vigente y que se incrementa día a día.

“Lo que menos han hecho es limpiar el río Guadalquivir que está completamente contaminado, más al contrario todos los vehículos están en la playa lavando y no existe un trabajo de parte del Gobierno Municipal ni tampoco de la Gobernación lo que implica que existe una desatención, estas personas entran tan solo para buscar sus intereses personales y no para el bienestar de nuestros hermanos del pueblo tarijeño”, denunció Valdez.

Por otro lado, anunció que el petróleo que se puede llegar a explotar de la reserva se utilizaría como recursos de inversión para la población ya que existen muchas necesidades que no son satisfechas en el sector campesino, pero aparentemente, todavía existen ciertos vacíos en cuanto a los efectos de la explotación.

“Existen muchas cosas para hacer, antes que se acabe todo el petróleo podeos sacar y con esos mismos recursos poder invertir en el desarrollo, nosotros hemos visto una parte muy importante la coordinación con las bases porque se hizo mucho problema con el tema de Tariquía pero yendo allá es otra cosa la que se está viviendo”, señaló Valdez.

Además, reiteró que los campesinos de las comunidades pertenecientes a la reserva tienen demasiadas necesidades que los habitantes de la ciudad no pueden comprender.

“El problema de poder como llevar una heladera, una mesa, no tienes como tener una casa con ladrillo y cemento pero como las personas que critican viven aquí en la ciudad viven felices en sus casas de dos pisos pero allá no es lo mismo”, manifestó Valdez.

Por esta razón, Valdez planteó que existe una discriminación de parte de las personas que no quieren que se explote la zona para conseguir mayor cantidad de recursos que puedan destinarse a mejorar las condiciones de vida de los comunarios, sin embargo Paola Gareca, actual ejecutiva de la subcentral de Tariquía reiteró que el daño que ocasionan estas empresas petroleras es aún mayor que las condiciones actuales en las que se encuentran.

De esta manera, los comunarios que apoyan a la subcentral tildada de “ilegal” por la FSUCCT expresaron que prefieren incluso en último caso “quedarse en las condiciones en las que se encuentran antes de permitir que las empresas petroleras ingresen a su territorio”.

Deja un comentario